Ford retira más de un millón de vehículos por problemas en el tanque de combustible:

Agencia EFE02 ago 2011
El fabricante estadounidense de automóviles Ford ha comenzado a retirar más de un millón de camionetas en Estados Unidos por problemas en los tanques de combustible.

Según la Administración estadounidense para la Seguridad en Carreteras, los modelos afectados son los F-150, F-250 y los Lincoln Blackwood, todos ellos vendidos en estados cuyo clima es muy frío, por lo que la sal que se esparce por las carreteras para evitar el hielo ha podido ser la causante de la corrosión del metal que llevan incorporados los tanques.

Las correas que sujetan los depósitos se oxidan y debilitan tras el contacto con la sal y pueden partirse, provocando que los tanques caigan al suelo y se produzca algún tipo de incendio.

El problema comenzó a examinarse el pasado septiembre y desde entonces se han contabilizado ocho incendios, tres de los cuales se extendieron al resto del camión, aunque en el total de los siniestros sólo se ha registrado un herido que sufrió quemaduras de primer y segundo grado.

Desde 2008, Ford ha tenido que retirar sus vehículos en tres ocasiones, afectando a millones de consumidores.

En este caso los automóviles dañados son modelos F-150 fabricados entre 1997 y 2004, así como F-250 producidos entre 1997 y 1999, y camionetas Lincoln Blackwood de 2002 y 2003.

Los distribuidores de la compañía reemplazarán las correas de los depósitos por otras con un material antioxidante más resistente.

Solo en los primeros seis meses de 2011, Ford comercializó más de 264.000 camionetas F-Series en Estados Unidos, el automóvil más vendido del país en los últimos treinta años.