Ford Ranger 2016: Pensando en Europa

fordrangerportada_0470324de2f709bcac4bda7d6.jpg
Raúl Toledano31 mar 2015
El nuevo Ranger iniciará sus ventas en Europa a principios de 2016 con un diseño renovado, una presentación interior claramente mejorada y motores de acceso diésel de cuatro cilindros más potentes, con mejor rendimiento y más eficientes.
El segmento de los pickup, popularizado en Estados Unidos como una herramienta de trabajo muy útil tanto para usuarios particulares como profesionales, ha tenido peor acogida histórica al otro lado del charco, donde todoterrenos puros en zonas rurales y en los últimos años y en mayor medida los todocaminos polivalentes se imponen en núcleos urbanos. A pesar de este contexto, Ford, marca global americana en plena expansión de producto (por primera vez en 50 años ha traído a Europa su Mustang), también revisa su Ranger de cuarta generación, que se venderán a principios de 2016 en el Viejo Continente con oportunos cambios en todas las materias para ser más competitivo frente a sus dos principales rivales (Toyota Hilux o Mitsubishi L200).

fordrangerapoyo_e4937229d5b6638b8aa41381c.jpg

Lo primero que se aprecian son cambios significativos en su diseño exterior, tomando protagonismo una parrilla frontal hexagonal enmarcada en prominentes molduras cromadas en forma de protecciones. También cambian las ópticas, los paragolpes y las estriberas, plateadas como los retrovisores. Aunque no hay datos sobre dimensiones, es de suponer que éstas no cambiarán respecto al modelo 2012 (5,36 metros de longitud), siendo nuevamente sus puntos fuertes sus cotas offroad: 28 grados de ataque, 25º de salida, 800 milímetros de profundidad máxima de vadeo y 230 mm de altura libre hasta el suelo. Como ahora hay versiones con tracción simple y a las cuatro ruedas, contando estas últimas con reductora y diferencial autoblocante trasero. En tal caso, su capacidad de remolque asciende a 3.500 kg.Disfruta de 3.500 kg de capacidad de remolque
Por dentro, los cambios más significativos los encontramos en el cuadro de mandos y en la consola central, en ambas zonas con un mejor cuidado de la presentación, algo menos espartana que antes y con plásticos resistentes pero de buena apariencia. Tras el volante el conductor se topará con una instrumentación completamente digital basada en una velocímetro circular en posición central y dos pantallas informativas a cada lado. Mientras, la consola central también está modificada, prescindiendo de un buen número de botones y apostando por la integración de funciones en una pantalla táctil multifunción de 8 pulgadas.La presentación interior está más cuidado con una carga digital mucho mayor que antes
En materia de motores, el Ford Ranger 2016 ofrece dos motores de acceso de cuatro cilindros con 130 y 160 CV, ambos derivados del mismo bloque turbodiésel TDCi de 2.2 litros de cilindrada. Según Ford proporcionan una mejor respuesta y consumos hasta un 15 por ciento más bajos que las mecánicas salientes de 125 y 150 CV. A Europa también llegará una tercera opción, un cinco cilindros diésel de 3.2 litros TDCi de última generación que desarrolla 200 CV y 470 Nm de par. Las cajas de cambio disponibles son manuales o automáticas, siempre de seis velocidades