Ford Focus WRC 2004: El líder se renueva

Diego Zotes16 abr 2004
Ford estrena coche para el Rallye de Nueva Zelanda. Se trata de la última evolución del Focus WRC, que aun siendo líder destacado del mundial de rallyes por marcas, y estar en primera posición del mundial de pilotos con Markko Martin, presenta una serie de modificaciones en aerodinámica, carrocería y motor que lo anuncian como el coche a batir.
Inicio
EL LIDER SE RENUEVA

a fondo Ford Focus WRC 2004 1

Ford estrena coche para el Rally de este fin de semana en Nueva Zelanda. Se trata de la última evolución del Focus WRC, que aun siendo líder destacado del mundial de rallys por marcas, y estar en primera posición del mundial de pilotos con Markko Martin (empatado a puntos con Loeb y su Citroen Xsara), presenta una serie de modificaciones en aerodinámica, carrocería y motor que le anuncian como el coche a batir.

a fondo Ford Focus WRC 2004 2

  Recientemente homologado por la FIA, el Ford Focus WRC 2004 es una evolución del modelo del 2003 que, sin presentar cambios radicales, sí adquiere numerosas mejoras en aspectos clave. En un primer vistazo rápido su aspecto estético no ha variado mucho, pero en una mirada más detallada vemos como el parachoques delantero lleva dos nuevas entradas de ventilación que mejoran su refrigeración. También el paragolpes trasero ha cambiado, y en conjunto la nueva línea le hace más moderno y más agresivo, pero sin perder las características estilísticas del Ford Focus de calle. En cuanto a la tara, aunque por reglamentación FIA el peso del coche no puede ser inferior a 1.230 kilos, se han aligerado algunas piezas para distribuir mejor el peso y bajar el centro de gravedad.
Mientras que los ingenieros de Ford M-Sport ponen a punto el coche en sí, lo que es el motor lo desarrolla Cosworth Racing, aunque en íntima conexión con la casa Ford con el fin de hacer un conjunto equilibrado. Ya que el gran salto se hizo en 2003, este año le tocan modificaciones en algunos apartados, como en el peso del turbocompresor, en la respuesta y en el conjunto biela-pistón; mejoras todas éstas encaminadas a lograr más fiabilidad y facilidad de conducción que potencia pura. Y es que al estar limitados por el tamaño de la brida de admisión según la normativa FIA, conseguir una gran ganacia de potencia es hoy muy difícil, por lo que se trabaja más la forma de entregar la caballería que en la cifra de potencia máxima.
Dadas éstas mejoras y viendo el triunfo de Markko Martin en la última carrera de México, habrá que estar atentos al "aparato" de la márca del óvalo, el cual parece el más capacitado para hacer frente a los Citroen Xsara WRC de Sebastien Loeb y Carlos Sainz.

Enrique Marco, Autocity
15 de Abril de 2004