Ford Focus ST: 225 cv y 26.600

Diego Zotes12 nov 2005
¡Qué difíciles les va a poner las cosas el Ford Focus ST al resto de los GTI compactos! Y es que tiene los ingredientes necesarios para satisfacer todos los gustos.
Inicio
225 CV Y 26.600

a fondo Ford Focus ST 1

¡Qué difíciles les va a poner las cosas el Ford Focus ST al resto de los GTI compactos! Y es que tiene los ingredientes necesarios para satisfacer todos los gustos. Por una parte la base sobre la que se realiza es una de las más demandadas, por otra su precio es de 26.600 euros (el más barato de los GTI´s de más de 200 cv), y por otra su motor ofrece un rendimiento ejemplar, pues con cinco cilindros 2,5 litros y turbo gasta menos que los 3.2 V6 de similar potencia (Alfa 147 GTA o VW Golf R32) y resulta algo más lineal y refinado que los cuatro cilindros 2.0 litros turbo (Opel Astra GTC 2.0 Turbo o Renault Megane Sport).
  Comenzarán a entregarse las primeras unidades a finales de noviembre, y tanto en tres como en cinco puertas costará 26.600 euros. No obstante hay una primera serie limitada de 100 unidades que incluye el llamativo color naranja que se puede ver en las fotos, los faros de xenón y un sistema de control por voz V2C, todo ello por un precio que apenas lo encarece: 27.200 euros. El hecho de que su precio sea el más competitivo no es porque se haya prescindido del nivel de equipamiento que corresponde a su categoría, ni mucho menos. El Ford Focus ST cuenta de serie con airbags frontales laterales y de cabeza hasta para las plazas traseras, reposacabezas activos, controles electrónicos de tracción y de estabilidad, climatizador, asientos deportivos Recaro (opcionalmente en cuero), etc. Por estética quizá no sea tan agresivo como el Focus RS de la anterior generación, pero aún así modifica los pargolpes, rejilla, la salida de escape (que es doble e independiente) y monta unas espectaculares llantas de 18 pulgadas.
También en la parte chasis recibe modificaciones, con una carrocería rebajada 15 milímetros, que además cuenta con suspensiones más firmes y estabilizadoras más gruesas. No obstante no se ha buscado un comportamiento radical, y aunque se logra una estabilidad sobresaliente, a este Focus ST se le puede calificar de “coche para todos los días”. En cuanto a frenada, se montan discos ventilados de 320 mm en el eje delantero y macizos de 280 mm en el trasero, siendo los neumáticos de 225 de ancho y 40 de perfil.
Pero vayamos al motor, el cual se desmarca claramente de la competencia en la categoría. Cuando parecía que por mecánicas las soluciones técnicas prácticamente se reducían a dos -los V6 de tres litros en adelante o los dos litros turboalimentados, con contadas variaciones como la disposición en línea de los seis cilindros en el BMW 130i o el compresor en lugar del turbocompresor en el Toyota Corolla TTE- viene Ford y nos sorprende con un 2,5 litros de cinco cilindros y turbo procedente de su “hermano” Volvo, el cual está presente en casi toda la gama sueca con potencias comprendidas entre 210 y 300 cv. Ford lo ha puesto a punto a su gusto, y le ha montado su sistema de distribución variable Ti-VTC, extrayendo una potencia de 225 cv a 6.100 rpm y un par de 320 Nm entre 1.600 y 4.000 rpm.
A falta de probarlo para sacar una conclusión de las sensaciones que produce, observando su parte técnica y sus prestaciones y consumos nos parece una solución de lo más acertada, pues combina ventajas de los dos grupos de estilos mecánicos antes comentados. Con una respuesta instantánea desde bajas revoluciones, el Focus ST puede pasar de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos y llegar a 241 km/h; todo ello con un gasto medio de 9,3 l/100 km (6,8 l/100 km en carretera y 13,8 l/100 en ciudad). De momento no está previsto que pueda llevar cambio automático o secuencial, y la única opcióin es una caja manual de seis velocidades también de origen Volvo.
Enrique Marco, Autocity.
10 de Noviembre de 2005