Ford Focus RS500: El compacto más salvaje

a fondo Ford Focus RS500 1
Enrique Marco30 mar 2010
Ford presenta el compacto más salvaje de todos los tiempos. Se trata de una serie limitada a 500 unidades que estará disponible en una veintena de mercados europeos a partir de mayo.
Ford presenta el compacto más salvaje de todos los tiempos. Se trata de una serie limitada a 500 unidades que estará disponible en una veintena de mercados europeos a partir de mayo. Entre ellos lógicamente estará España, con 20 unidades adjudicadas, menos de la mitad de las que han calculado para Francia o Alemania, y muy por debajo del mercado estrella para la firma del óvalo: el británico, con 101 unidades destinadas.
Con este radical modelo Ford pretende entusiasmar a los muchísimos seguidores del Focus RS. Del Focus RS normal de 305 cv ya hay 13.500 seguidores de todo el mundo registrados en Facebook y, de hecho, conscientes de la importancia de Internet para automóviles de culto como este, en Ford han creado la web exclusiva www.focusrs500.com. La denominación rememora a aquel Sierra RS500 Cosworth que hizo furor en los 80, y servirá para culminar la gama Focus de la actual generación, la cual en septiembre dejará de fabricarse para dar paso a la nueva generación del Focus (a la venta en 2011).
Esta serie limitada incrementa la potencia en 45 cv y el par en 20 Nm, para llegar a los 350 cv y 460 Nm. El motor 2.5 de cinco cilindros y turbo se ha revisado en muchos aspectos, como en la admisión, el escape, el intercooler o la centralita; aunque no ha sido necesario trabajar más a fondo. Se conserva la caja manual de seis velocidades y el diferencial autoblocante Quaife, un elemento este totalmente necesario para que el eje delantero pueda digerir sin demasiadas pérdidas de tracción los 350 cv. A esto también contribuyen los neumáticos, de serie en medida 235/35 R19.
Las prestaciones no podían ser mucho mejores que las declaradas por el Focus RS, pero aun así con este RS500 se logra bajar tres décimas en el tiempo de 0 a 100 km/h, para llegar a los 5,6 segundos. La velocidad máxima permanece invariable, con 263 km/h, mientras que los consumos se asegura que apenas varían, con 9,4 l/100 km de media.
Lo más llamativo de las 500 unidades de esta versión cumbre del Focus es su pintura, que obligatoriamente es negro mate. Podrá gustar o no gustar, pero encaja perfectamente con el diseño de las llantas de 19 pulgadas, también en negro,y bajo las que se esconden las pinzas de freno pintadas en rojo. Las únicas opciones del Focus RS500 son dos: el navegador y los asientos tapizados en cuero rojo. Todo lo demás viene de serie, como la multitud de elementos aerodinámicos, el climatizador bi-zona, los sensores de parking trasero, el sistema de radio-cd Sony con bluetooth y puerto USB, los asientos deportivos Recaro o la placa que identifica el número del 1 al 500.
Pronto sabremos el precio, ya que se podrá pedir en poco más de un mes, aunque fijándonos en el coste del Focus RS (34.905 ), podríamos aventurarnos a decir que su precio rondará los 39.000 euros. Dada la exclusividad del modelo y su extremada vocación deportiva, en este caso el perfil de comprador andará más cerca de los que también se fijan en un Subaru Impreza STI o el Mitsubishi EVO X, que de los aficionados a los potentes compactos convencionales. Sin duda el Ford Focus RS500 se convertirá en un automóvil de culto y de colección.