Ford Focus: Diseño en movimineto

Diego Zotes25 ene 2008
El nuevo Focus llega a nuestro mercado con el objetivo de continuar liderando el segmento. Sus argumentos son un moderno diseño Kynetic Design de familia, interiores más lujosos y ergonómicos y la gama más ecológica del segmento.
Ya está en los concesionarios de Ford el nuevo Focus, con un diseño renovado más moderno y agresivo y unas importantes mejoras mecánicas para continuar siendo el líder indiscutible del segmento compacto en nuestro país. Y para ello ha experimentado un completo rediseño exterior e interior, conserva sus mejores capacidades dinámicas y acoge una nueva versión Econetic sobre la base diésel 1.6 TDCI para rebajar aún más las emisiones de CO2 al medioambiente y convertirse así en el compacto más limpio del mercado.

a fondo Ford Focus 1

El diseño general se ha dejado influir notablemente por la vanguardista corriente Kynetic Design que avanzara el prototipo Iosis, que posteriormente contagió al monovolumen compacto S-Max y al grande Galaxy, así como recientemente a la berlina Mondeo. Ahora es el Focus el que recoge esta imagen personal y expresiva, que se caracteriza por unos nuevos proyectores delanteros afilados y una inmensa rejilla inferior en el paragolpes frontal, transmitiendo una gran agresividad. El capó forma dos nervaduras laterales mucho más sugerentes y musculosas, haciendo el diseño más fluido y conformando unos hombros laterales marcados que recorren los laterales, junto a los amplios pasos de rueda, sugieren potencia y deportividad. Los nuevos faros verticales traseros ahora se pueden iluminar con led´s de luminosidad más atractiva y mayor durabilidad, mientras un atractivo alerón se posa de serie sobre la luneta de todos los Focus. Se han sustituido todos los paneles de la carrocería excepto el techo, apostando por una imagen muy similar a la de la anterior generación dado su gran éxito.
Aunque el diseño no ha variado demasiado, lo que sí se aprecian son importantes mejoras en los pequeños detalles que lo hacen más exclusivo tanto por fuera como por dentro. El interior presenta una mejor calidad en los materiales con cambios perceptibles en el salpicadero, la consola central y el cuadro de mandos, que lo hacen más ergonómico y elegante. El cuadro de mandos ofrece ahora una lectura más clara y la consola está ligeramente más inclinada, poniendo los mandos más al alcance de la mano. Ahora la iluminación es roja y se han incorporado nuevos sistemas multimedia y conectividad de sistemas de audio, como una nueva toma de USB y mini-jack para conexión auxiliar de reproductores de MP3 y iPod, combinado con el conocido sistema V2C de reconocimiento de voz de Ford. El salpicadero ha recibido nuevos aislamientos acústicos para reducir los niveles de ruido y vibraciones en el interior.
La gran calidad reconocida del chasis del Focus ha permitido conservar íntegramente estos elementos en el nuevo modelo, excepto el ancho de vías que crece ligeramente debido a la adopción de unas nuevas llantas más modernas. Presenta una gran rigidez torsional y la clásica configuración de suspensión McPherson delantera y multibrazo trasera. Para complementar este despliegue mecánico y hacer más seguro su comportamiento, el Focus incorpora de serie el control de estabilidad ESP.
Los motores iniciales que mueven al Focus son algunos de los ya conocidos en gasolina y diésel, aunque presentando dos opciones ecológicas, una sobre el motor básico diésel 1.6 TDCi denominada Econetic y otra FlexiFuel sobre el 1.8 Duratec gasolina, que puede utilizar como combustible el Etanol 85. En gasolina figuran el 1.6 Duratec de 100 cv, el 1.6 Ti-VCT de 115 cv y el 2.0 Duratec de 145 cv, mientras que en ciclo diésel aparecen la gama Duratorq TDCi con sistema de inyección directa por common rail de última generación y un nuevo filtro antipartículas FAP sin mantenimiento de serie que reduce las emisiones notablemente. Entre estos encontramos el 1.6 TDCi de 109 cv, el 1.8 TDCi de 115 cv y el 2.0 TDCi de 136 cv. La novedad fundamental viene de la mano del lanzamiento de la versión Econetic 1.6 TDCi de 109 cv que ahora logra unas escasas emisiones de CO2 de 115 gr/km. Inicialmente todos se combinarán con cajas de cambio manual de 5 y 6 velocidades y una caja automática de 5 velocidades, para que en el mes de abril llegue una nueva caja de cambios automática secuencial Powershift de doble embrague y 6 velocidades para el motor diésel más potente. Todos ellos ofrecen unas prestaciones realmente destacables.
Hasta ahora las carrocerías disponibles serán el compacto coupé y berlina, el sedán de 4 puertas y la versión Sportbreak o familiar de 5 puertas. Para abril está prevista la llegada de las versiones ST de altas prestaciones y la carrocería Coupé Cabrio Pininfarina que tendrá aún mucho más encanto. Una gran motivación para los amantes del automóvil llegará de la mano de la reedición del deseado Focus RS para 2009.
Con todo esto se configura una completa gama de hasta 45 versiones, que se organizan básicamente en tres acabados, Business, Trend y Titanium. Por la gran variedad nos resulta imposible señalaros todos los precios de la gama, pero si podemos adelantar que irán desde los 14.705 euros del 1.6 Duratec 100 cv acabado Business hasta los 24.120 euros del 2.0 TDCi Powershift 136 cv acabado Titanium.