Ford fairlane: Para abuelos con marcha

Diego Zotes04 ene 2005
El Ford Fairlane Concept busca satisfacer las nuevas exigencias que los compradores de Estados Unidos imponen en cuestiones de espacio interior y funcionalidad.
Inicio
PARA ABUELOS CON MARCHA

a fondo Ford fairlane 1

El Ford Fairlane Concept busca satisfacer las nuevas exigencias que los compradores de Estados Unidos imponen en cuestiones de espacio interior y funcionalidad. El Fairlane, un nombre clásico en la historia de Ford, puede ofrecer seis plazas en tres filas de asientos, lo que supone dos amplísimas plazas por fila que además pueden adaptarse a las necesidades puntuales de una familia moderna porque las dos filas posteriores son plegables bajo el piso, que resulta completamente plano. Se trata de una fusión del concepto clásico de monovolúmen o minivan, como lo llaman en Estados Unidos, con la apariencia de un todoterreno; algo que está imponiéndose en el mercado americano.
  El acceso al maletero desde el portón posterior ofrece un sistema único por su excepcional practicidad, pues además de poderse abrir hacia arriba solamente el cristal, la portezuela de apertura lateral puede operarse tanto hacia la derecha como hacia la izquierda. Además la parrilla posee un diseño con tres gruesas barras horizontales que será a partir de ahora seña de identidad de la marca del óvalo.
El interior además emplea materiales únicos, como la madera de arce curvada, tejidos realizados a partir de papel reciclado. El gran espacio y la facilidad para adaptarlo a las necesidades de cada momento hacen que el Fairlane sea un coche muy familiar, pensado para una población mayor de 55 años ya sin cargas familiares dentro del hogar muy activa, que puede igual salir a cenar que ir de vacaciones con sus nietos. Las plazas son muy amplias, las comodidades dispensadas por su interior hacen que parezca el salón de un hogar americano medio y el acceso es lo más cómodo posible, con unas puertas traseras muy amplias y que se abren hacia atrás.
Los estudios de población demuestran que los hijos del Baby boom americano, que ahora tienen en torno a 55 años buscan coches que ofrezcan gran flexibilidad de uso, y por eso siete de los diez modelos más comprados por este segmento de la población son pick-up y SUV.
Carlos Lera, Autocity
10 de Enero de 2005