Ford Europa asegura que mantendrá Almusafes, pese a la caída del mercado español:

Ford Europa asegura que mantendrá Almusafes, pese a la caída del mercado español 1
Agencia EFE28 feb 2012
El presidente de Ford Europa, Stephen Odell, aseguró hoy la continuidad de la fábrica española de Almusafes (Valencia), porque, pese a la baja demanda actual del mercado español, un 90 % de su producción se destina a la exportación.

Odell, en un encuentro restringido con la prensa española, salía de esta forma al paso de las opiniones de algunos responsables de fabricantes automovilísticos instalados en España, en el sentido de que mercados anuales prolongados por debajo del millón de unidades inducen a un alto riesgo de desindustrialización.

El máximo responsable de la marca del óvalo en el viejo continente alabó 'el excelente nivel de las relaciones laborales' en esta planta de Almusafes y la alta cualificación de su plantilla.

Odell insistió en que el actual ejercicio el mercado europeo debe moverse en un registro de ventas entre 14 y 15 millones de unidades, aunque reconoció que es difícil precisar con más exactitud por las incertidumbres que padece la economía.

Por debajo de ese registro, Odell no ocultó que se puede producir un riesgo de no renovación de las plantillas de trabajadores temporales o bien proceder a suspensiones temporales en la producción.

A este respecto, sobre el ERE actualmente aplicado en Almusafes, Odell puntualizó que no se debe a causas de coyuntura de mercado, sino a la adecuaciones productivas que hay que abordar con la llegada de los nuevos modelos: el crossover Kuga y el comercial Transit Conect.

Un apunte de los riesgos aludidos por Odell se puede empezar a apreciar a finales de marzo, cuando algunos países, sobre todo de la zona sur de Europa, empiecen a sufrir los efectos de la depresión anunciada para este año en la UE.

El tono optimista lo puso el directivo con la afirmación de que 'si la industria se mantiene en niveles razonables, hay un buen futuro'.

Odell apreció rasgos de buen posicionamiento de la industria automovilística europea en facetas como el diseño y la producción de motores pequeños, además de las potencialidades de los mercados emergentes del Este y Turquía.

El presidente de Ford-Europa defendió la necesidad de la eurozona, pues 'sería un paso atrás que el euro pierda fortaleza'.

Reconoció las turbulencias que sobre la divisa continental provoca la situación griega, y abogó que, si hay medidas con este país, se hagan de forma ordenada, porque 'el desorden podría provocar un caos y el contagio a todo el continente'.

Odell constató que en fases de crisis como la actual el sector del automóvil tiende hacia las fusiones y concentraciones, pero eludió acotar ámbitos concretos de las mismas.

Para el directivo, su marca ha optado por su programa 'One Ford', con éxitos visibles y añadió que los rumores sobre una colaboración o toma de posición de General Motors en PSA Peugeot Citroen, no tiene por qué romper el acuerdo de Ford con el fabricante francés en materia de motores.

Odell calificó de 'error' el acuerdo comercial de la UE con Corea, aunque se declaró firme partidario del libre comercio, pero con reciprocidad entre partes.

'Desde el inicio de este acuerdo -dijo Odell- han venido siete veces más coches de Corea a Europa que de Europa hacia Corea'.