Ford celebra esta semana por todo lo alto el 50 aniversario del Mustang:

Ford celebra esta semana por todo lo alto el 50 aniversario del Mustang 1
Agencia EFE14 abr 2014
Ford celebra esta semana y por todo lo alto con eventos en Norteamérica y el resto del mundo, el 50 aniversario de la aparición de uno de los automóviles más significativos de la marca y el sector, el deportivo Mustang.

La fecha oficial del nacimiento del Mustang es el 17 de abril de 1964 cuando el vehículo fue presentado al público en la Expo de Nueva York, y por ello el fabricante estadounidense colocará los días 16 y 17 en el observatorio del Empire State Building, el piso 86 del edificio, un Mustang descapotable de última generación.

En octubre de 1965, Ford hizo lo mismo, colocar un Mustang descapotable en el observatorio del Empire State Building, como reclamo publicitario para conmemorar el primer año de ventas del deportivo.

'Nueva York es una de las grandes ciudades del mundo y es el lugar donde el Ford Mustang empezó su historia hace 50 años' dijo Mark Fields, consejero delegado de Ford en un comunicado.

En sólo un año el vehículo se había convertido en un éxito sin precedentes, con la venta de 400.000 unidades, 100.000 más de lo inicialmente previsto por Ford, y colocando los cimientos de un nombre que se convertiría en uno de los mitos del sector.

El éxito fue tal que Mustang creó una categoría de vehículos en Norteamérica, los llamados 'pony', deportivos asequibles con una nariz alargada y tracción trasera, cuando sus competidores respondieron al éxito del Ford con sus propios automóviles.

General Motors sacó el Chevrolet Camaro y Chrysler el Dodge Challenger a finales de los años 60. Incluso los incipientes fabricantes japoneses se vieron forzados a responder y Toyota desarrolló en 1970 el Celica.

En la actualidad, Mustang es el único de los 'pony' que ha estado en producción continuada desde su lanzamiento. Y hasta el momento ha vendido 9 millones de unidades en todo el mundo.

Para colocar el nuevo Mustang 2015 en el observatorio del Empire State Building, Ford ha tenido que desmontar el descapotable en piezas lo suficientemente pequeñas para que puedan ajustarse a los ascensores del edificio ante la imposibilidad de utilizar grúas o helicópteros para depositar un vehículo entero en el piso 86.

Una vez que todas las piezas se encuentren en el observatorio, los técnicos de Ford tendrán seis horas para volver a montar el Mustang 2015 descapotable que durante dos días, el 16 y 17 de abril, estará de exhibición en el edificio neoyorquino para los turistas que visiten el Empire State Building.

Para cuando el Mustang 2015 descapotable haya sido reconstruido en Nueva York, una caravana de alrededor de 500 Mustang de todas las épocas estará llegando a la ciudad estadounidense de Charlotte, en Carolina del Norte, tras cruzar durante siete días el país desde Los Ángeles.

Los 500 Mustang participarán a partir del 17 de abril en una celebración del 50 aniversario del vehículo, organizada por el Club Mustang de Estados Unidos, en el Circuito de Charlotte, y que se espera que se convierta en la mayor reunión de aficionados del vehículo en la historia.

Y Ford tendrá el mismo 17 su propia ceremonia en la sede central de la empresa, en Dearborn (Michigan), con una fiesta de cumpleaños para los empleados del fabricante.

'El espíritu del Mustang inyecta todo lo que hacemos en Ford. Mustang inspira un sentimiento de libertad e independencia a conductores y seguidores, y ayuda a inspirar a todos en Ford a crear los mejores productos que podemos para todos nuestros clientes en cada segmento', dijo Steve Ling, gerente de mercadotecnia de Ford.

Pero según el responsable de la creación del vehículo en 1964, el icónico ejecutivo del automóvil Lee Iacocca, quien tras trabajar en Ford se convirtió en el presidente del Grupo Chrysler en 1978, el nacimiento del Mustang fue difícil y problemático.

Según reveló Iacocca recientemente, el entonces presidente de Ford, Henry Ford II, se resistió a arriesgar la compañía en una aventura como el Mustang tras el reciente fracaso del modelo Edsel, en el que el fabricante perdió 250 millones de dólares, una cantidad desorbitada para los años 60.

Finalmente, tras numerosas conversaciones con Ford, Iacocca convenció al hijo del fundador de la compañía para que le proporcionase 45 millones de dólares para desarrollar y producir el Mustang.

Tras su lanzamiento, el Mustang vendió 1 millón de unidades en los primeros 18 meses, el mayor éxito de la compañía desde el histórico Modelo T de principios del siglo XIX.

Hoy, con el lanzamiento hace unos meses de la quinta generación del Mustang, la apuesta de Ford ha pagado con creces su inversión inicial de 45 millones de dólares.