Ford C-Max y Grand C-Max: Un revulsivo en el segmento

a fondo Ford C-Max y Grand C-Max 1
Diego Zotes09 nov 2010
Los nuevos monovolúmenes compactos de Ford, C-Max y Grand C-Max, presentan una tremenda versatilidad interior, un aspecto deportivo muy moderno, motores muy eficientes y un equipamiento tecnológico de referencia en el segmento.
Un revulsivo en el segmento
Por las soleadas tierras valencianas, donde encontramos la productiva fábrica del grupo americano Ford en la localidad de Almussaffes que ha sido la elegida para producir en exclusiva los nuevos monovolúmenes compactos C-Max y Grand C-Max de la marca para el mercado mundial, hemos tenido la ocasión de probar ambos modelos para ver la importante evolución que representan respecto a sus rivales del segmento y las sorprendentes tecnologías que incorporan a la categoría.
Los nuevos C-Max y Grand C-Max suponen el lanzamiento del año para la marca del óvalo, por la gran penetración en el mercado que esperan obtener con ellos y porque completan la renovación total de estilo de la gama monovolumen de la marca. Por ello, esperan quitarle gran parte del pastel de ventas a las marcas francesas líderes del segmento como son Renault con el Scénic y Grand Scénic o Citroën con el C4 Picasso y Grand C4 Picasso e incluso a la española Seat con su Altea, también entre los más fuertes. Además representa para la marca el primer modelo de la denominada plataforma global C, que emplearán hasta 10 modelos entre los futuros de la marca para los mercados europeo y americano como el superventas compacto Focus en todas sus carrocerías y las marcas hermanas del grupo.
Tras un profundo estudio de análisis de las necesidades de los clientes, en Ford han decidido ofrecer dos carrocerías diferenciadas muy polivalentes, el C-Max de 5 asientos y el Grand C-Max con opción de 5 ó 7 asientos con dos confortables puertas correderas traseras, puesto que no todos los compradores necesitan el extra de los asientos pero sí demandan el plus de espacio que representa la carrocería grande.
Como ya pudimos comprobar hace apenas un mes en la presentación internacional de ambos modelos, los C-Max presentan una importante evolución del deportivo diseño denominado Kinetic Design ya visto en el Kuga, que presenta exteriormente la atractiva parrilla trapezoidal invertida, pasos de rueda ensanchados y una línea de cintura elevada hacia la zaga que transmite movimiento y potencia. La vista trasera es la que más diferencia a ambas versiones, con unos faros y luneta diferentes, más amplios y funcionales en el Grand C-Max y más integrados y deportivos en el pequeño C-Max. Además, la doble puerta corredera trasera del Grand C-Max es un elemento diferenciador en el segmento que amplia la facilidad de carga y de trasnporte de pasajeros.
Los nuevos C-Max y Grand C-Max también introducen el nuevo aspecto interior que la familia Ford incorporará en los modelos futuros, con una consola central elevada con visera protagonista con una pantalla grande para el sistema de audio y navegación y detalles cromados muy atractivos. Por otra parte, dotan al interior de cantidad de mandos para manejar los innovadores sistemas tecnológicos que ofrece de serie desde el equipamiento básico Trend, convirtiéndole en referencia en el segmento en tecnología aplicada en la búsqueda del máximo confort y seguridad. Pero lo más sorprendente son los avanzados sistemas que ofrece de serie la versión más alta Titanium, con un simple sobreprecio de tan sólo 1.750 euros de media respecto a la versión básica entre los que encontramos el asistente de aparcamineto activo, avisadores de cinturones en las filas traseras, el portón trasero eléctrico, los sitemas EBP (Electronic Brake Prefill) que supone la perparación de los frenos ante emergencias, HLA (Hill Launch Assist) o asistente de arranque en pendientes, el TVC (Torque Vectoring Control) que optimiza la estabilidad y la tracción en curva, el CBC (Cornering Brake Control) o control de frenado en curva, el sistema BLIS de visión del ángulo muerto, limitador de velocidad o cámara de visión trasera..
Pero lo más importante de esta presentación nacional de los nuevos C-Max y Grand C-Max es que ya conocemos los precios de todas las versiones que ya están llegando a nuestro país, quedando la gama con dos motores de gasolina y dos motores diésel repartidos en dos versiones. Entre los gasolina encontramos un conocido Duratec TI-VCT 16 vávulas de 1.6 litros con distribución variable y 105 cv y un novísimo 1.6 EcoBoost que introduce inyección directa, distribución variable de válvulas y turbocompresor de baja inercia para entregar nada menos que 150 cv. El básico ofrece un consumo de 6,6 litros a los 100 km con el C-Max y 154 gr/km de emsiiones de CO2. En diésel figuran dos motores totalmente optimizados para entregar las mejores prestaciones con los mínimos consumos, un 1.6 TDCi con dos potencias, una de 95 cv sólo para la versión C-Max y otra de 115 cv, así como un 2.0 TDCi combinable sólo con el acabado alto de gama Titanium con otras dos escalas de potencia, una de 140 cv y otra de 163 cv, ésta última sólo combinable con la versión Grand C-Max. Los consumos para el 1.6 TDCi son realmente reducidos, ambas versiones con 5,4 litros en el C-Max y de 5,8 litros con el Grand C-Max, mientras que la emisiones de CO2 se quedan en unos escuetos 119 gr/km con el C-Max y ascienden a 129 gr/km con el Grand C-Max, con lo que el impuesto de matriculación para estos motores es de tan sólo el 0%.
Todos los propulsores, excepto el 1.6 TI-VCT de 105 cv, están combinados con un ligero cambio manual de 6 velocidades y únicamente los 2.0 TDCi de 140 y 163 cv se pueden adquirir con un cambio automático secuencial de 6 velocidades y doble embrague muy rápido denominado PowerShift.
Los precios son:

Para el C-Max:
-C-Max 1.6 TI-VCT 105 cv Trend: 17.850 euros
-C-Max 1.6 TDCi 95 cv Trend: 19.950 euros
-C-Max 1.6 TDCi 115 cv Trend: 20.900 euros
-C-Max 1.6 EcoBoost 150 cv Titanium: 21.900 euros
-C-Max 1.6 TDCi 115 cv Titanium: 22.700 euros
-C-Max 2.0 TDCi 140 cv Titanium: 23.700 euros
-C-Max 2.0 TDCi 140 cv PowerShift Titanium: 25.200 euros

Para el Grand C-Max:
-Grand C-Max 1.6 TI-VCT 105 cv Trend: 19.500 euros
-Grand C-Max 1.6 TDCi 115 cv Trend: 22.300 euros
-Grand C-Max 1.6 EcoBoost 150 cv Titanium: 23.250 euros
-Grand C-Max 1.6 TDCi 115 cv Titanium: 24.020 euros
-Grand C-Max 2.0 TDCi 140 cv Titanium: 25.050 euros
-Grand C-Max 2.0 TDCi 140 cv PowerShift Titanium: 26.550 euros
-Grand C-Max 2.0 TDCi 163 cv PowerShift Titanium: 27.550 euros
Para adquirir la versión Grand C-Max con 7 asientos habrá que añadir en cada una de las versiones 2.000 euros de diferencia con la versión de 5 plazas. Como oferta de lanzamiento, todas las versiones Trend y Titanium tendrán un descuento de 1.600 euros. Esta lista de precios demuestra, dada la escasa diferencia de precios existente entre los acabados Trend y Titanium de unos 1.750 euros, que se esperan grandes ventas de las versiones altas de gama Titanium con muchísimo más equipamiento de serie, como faros bi- xenón, climatizador automático de doble zona, luces interiores de ambiente de led´s, volante y pomo de piel o asistente de aparcamiento activo, entre otros muchos elementos.