Fiat Ulysse 2.0 JTD 136 cv: Un salón sobre ruedas

Moisés Muñoz18 dic 2007
El monovolumen italiano ofrece transporte para siete adultos, un activo cada día más requerido por muchas familias numerosas. Un vehículo práctico y completo por 34.350 euros.
Aunque España se queje de un índice de natalidad casi irrisorio (su tasa es de las más bajas del mundo), hay una demanda creciente de compradores que buscan monovolúmenes, vehículos con gran capacidad de carga e ideales para viajar con la familia y la casa a cuestas. En este segmento, Fiat se abre hueco con el Ulysse, un automóvil de amplias dimensiones que quiere ser la alternativa a clásicos del sector como el Chrysler Grand Voyager, el Renault Espace, el Peugeot 807, el SsangYong Rodius, el Ford Galaxy o el Kia Carnival.

a fondo :: Fiat Ulysse 2.0 JTD 136 cv 1

a favorSiete plazas amplias.Bien equipado y acabado.Relación prestaciones/consumo.en contraMejorable en ciudad.Dirección demasiado blanda.Estética poco innovadora.
El principal valor del Fiat Ulysse es su amplitud. El monovolumen italiano ofrece transporte para siete adultos, un activo cada día más requerido por muchas familias numerosas y empresas especializadas en transporte de equipos o pequeños grupos de clientes. A pesar de sus enormes dimensiones, Fiat ha sabido darle un toque "señorial" al Ulysse, en un mercado en el que la imagen es día a día más importante. Y es que los monovolúmenes se han convertido en coches representativos que usan ejecutivos y personas de negocios que buscan un vehículo tan apto para la vida familiar y de ocio como para la vida profesional.
Con unas prestaciones más que suficientes, el Fiat Ulysse 2.0 JTD 16v de 136 cv que pusimos a prueba en Autocity, brinda siete cómodas plazas, un comportamiento solvente en carretera, un diseño con el refinamiento propio de la firma italiana y un equipamiento de serie muy completo a un precio realmente ajustado: 34.350 euros.

Además, para los más sibaritas, Fiat abre una lista impecable de equipamiento opcional, que termina por configurar un monovolumen exquisito, casi un salón sobre ruedas, para que aquellos tediosos viajes con la familia formen parte del pasado.1Nombre: FICHA TÉCNICAMotor: 4 lin. / 1.997 ccPotencia máx.: 136 cv a 4.000 rpmPar máx.: 320 Nm a 2.000 rpmCombustible: Gasóleo inyección directaTracción/cambio: Delantera / Man. 6 vel.Frenos: Disco ventilados / DiscoNeumáticos: 215/60 R16Carrocería: 5 puertasLarg-Anch-Alt: 4.719 - 1.863 - 1.759Peso en vacio: 1.854 kgMaletero: 324 l. / 2.948 l.Nº plazas: 7Velocidad máx: 190 km/hAceler. 0-100: 11,4 segundosConsumo mixto: 7,1 litrosEuroNCAP: Precio: 34.350 Ficha Jato: http://www.autocity.com/coches/nuevos/fiat/ulysse/2.0_jtd_16v_136_emotion/5_puertas/monovolumen/index.html
Funcional y refinado
El moderno y sofisticado estilo italiano salta a la vista en el Fiat Ulysse, un coche con una imagen elegante y dinámica. Aunque no busca un aspecto deportivo, Fiat ha logrado un "look" atrevido para tratarse de un monovolumen. En el frontal, los grupos ópticos fragmentados en dos y una parrilla y boca de refrigeración discretas contribuyen a dar una imagen refinada y sutil. La parte trasera está también lograda, combinando curvas atractivas y elementos de diseño muy actuales, como el alerón e inserciones de materiales cromados, con un grupo de luces vertical y estilizado.

a fondo :: Fiat Ulysse 2.0 JTD 136 cv 2

El lateral es el de un vehículo de largas dimensiones que no permite muchos alardes de diseño. Sn embargo, las puertas correderas (de un funcionamiento muy ágil y rápido) no perjudican demasiado su aspecto y tanto los elementos de desplazamiento de puertas como la puerta en sí no desfiguran la imagen general del monovolumen. Las puertas salen del vehiculo de forma discreta (el espesor de la puerta y poco más) lo que, sin duda, se agradece a la hora de estacionar el vehículo en el parking, donde el espacio no suele ser demasiado amplio y las plazas están flanqueadas por columnas.
Las puertas se abren a distancia, un "gadget" de gran ayuda cuando vienes cargado con cosas... o con niños. También se abren y se cierran con un sencillo impulso en el tirador, para facilitar el acceso a las personas a las plazas traseras, tan amplias que mayores y niños podrán acomodarse a sus anchas y aún dejarán espacio para meter una silla de bebé o cualquier elemento adicional que suelen necesitar los propietarios de monovolúmenes. Con todos los asientos desplegados, el maletero tiene una capacidad para un par de bultos, pero si no se necesitan los dos asientos opcionales (se pueden levantar y recoger hacia delante), el cofre es inmenso, ideal para cargar el coche para unas largas vacaciones.

El resto del espacio está muy bien aprovechado en todo el vehículo, con una infinidad de huecos para guardar objetos en la consola central, en las puertas y hasta debajo del asiento del copiloto. La guantera es amplia y fácilemente accesible. Los asientos son cómodos, más aún los de la versión que probamos, de cuero, con calefacción integrada y multitud de opciones para lograr la posición al volante más adecuada. En el interior, todo es detalle e integración optimizada. Mesitas en los respaldos delanteros (como en los aviones), posavasos, pequeños recovecos... no le faltan detalles para que el viaje sea lo más confortable que uno pueda imaginar.

La calidad del acabado es impresionante. La mezcla de plásticos, telas y cuero es formidable y da una gran sensación de calidez y confort. El cuadro de mandos y los elementos de navegación son fácilmente visibles e intuitivos para el usuario y la disposición de los mandos resulta muy ergonómica. Como detalle, un espejo supletorio, muy manejable y orientable, permite controlar lo que pasa en los asientos traseros sin tener que dar un giro con la cabeza mientras estás al volante.

Un completo equipamiento de serie, con todos los elementos de seguridad (grupo de airbags, ESP, faros antiniebla, sensor de luces y lluvia...) y confort exigibles para un vehículo de su categoría remata el atractivo diseño de un monovolumen que hará las delicias de sus ocupantes.
Una respuesta adecuada
El Fiat Ulysse 2.0 JTD 16v de 136 cv es una máquina de pulir kilómetros. La conducción es muy agradable, tanto en carretera como en ciudad. A pesar de que por sus grandes dimensiones no es un vehículo ágil, se comporta con flexibilidad a la hora de adelantar y cambiar de carril, sin que las inercias le hagan oscilar demasiado. En carretera, con 6 personas y maletas, la prueba fue concluyente: un viaje agradable y sin problemas.

a fondo :: Fiat Ulysse 2.0 JTD 136 cv 3

Con un par máximo de 320 Nm a 2.000 rpm, su respuesta es más que sobrada para un coche de su peso (1.854 kg) y tamaño. Tarda apenas 11,4 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y alcanza una apreciable velocidad punta de 190 km/h. Responde con precisión a las exigencias de la carretera y no resulta perezoso en quinta velocidad, por lo que no es necesario recurrir al cambio en los adelantamientos. La sexta, de desahogo, ayuda a reducir el consumo de gasoil hasta lograr una más que apreciable cifra de 7,1 litros a los 100 kilómetros en ciclo mixto.
La posición de conducción es muy agradable. La altura al volante permite una visión muy buena de la parte delantera del vehículo y de la calzada. Además, todos los mandos están posicionados al alcance del conductor, que encontrará un sencillo acceso a la hora de manejar el cambio o controlar los mandos. Esta gran visibilidad mejora su maniobrabilidad en ciudad, donde apenas quedan ángulos muertos que puedan provocar colisiones (además, los sensores traseros ayudan a la hora de estacionar). Una direccion ágil permite girar sin problemas y con un ángulo bastante reducido teniendo en cuenta la distancia entre ejes, si bien es demasiado blanda y pierde en precisión, por lo que hay que ir corrigiendo con frecuencia.
Un coche para manejarse con solvencia entre el tráfico, ir a buscar a los niños al colegio, llenarlo de enseres y marcharse de viaje en familia.