Fiat Panda 4x4: De la ciudad al campo

Diego Zotes23 sep 2004
Gracias a su sistema de tracción 4x4, a su ligero peso, a sus aceptables ángulos de ataque y salida, y a una suspensión elevada y reforzada, el Fiat Panda 4x4 es capaz de desenvolverse en terrenos complicados mejor que algunos de los SUV de segmentos superiores y el doble de caros
Inicio
DE LA CIUDAD AL CAMPO

a fondo Fiat Panda 4x4 1

Actualmente la estética “off road” se está poniendo de moda en los utilitarios, y ya contamos con varios ejemplos -como el Rover Streetwise, el Citroen C3 XTR, o el VW Polo Soho, entre otros- que adoptan unos paragolpes más resistentes, barras en el techo, y diversos elementos de todoterreno. Pero lo del Fiat Panda no es sólo maquillaje y va más allá que los modelos antes nombrados, pues el pequeño utilitario italiano incorpora lo realmente necesario en un vehículo “off road”: la tracción a las cuatro ruedas.
  Desde el próximo mes de octubre Fiat dispondrá de un “todocamino” de pequeñas dimensiones, con vocación de vehículo práctico y divertido. Y es que gracias a su sistema de tracción 4x4, a su ligero peso, a sus aceptables ángulos de ataque y salida (26º y 44º), y a una suspensión elevada y reforzada, el Fiat Panda 4x4 es capaz de desenvolverse en terrenos complicados mejor que algunos de los SUV de segmentos superiores y el doble de caros.
De momento todavía no se han fijado los precios, pero a buen seguro el nuevo Fiat Panda 4x4 se convertirá en una de las opciones más económicas para quien necesite un 4x4. En principio la gama tendrá una mecánica de gasolina de 1.2 litros y 60 cv (con el que alcanza los 145 km/h), dos niveles de equipamiento, dos ambientes interiores, y 11 colores de carrocería. Más adelante –a principios de 2005- estará disponible el efectivo motor diesel 1.3 Multijet de 70 cv (con el que llega a los 155 km/h).
Mecánicamente, vemos en el Panda 4x4 un chasis que difiere mucho del Fiat Panda convencional. Las suspensiones, además de estar reforzadas y dar mayor distancia mínima al suelo (165 mm), presentan nuevos elementos, sobre todo en el eje trasero. Por su parte, la tracción integral no requiere ninguna intervención del conductor, pues se trata de un sistema con dos diferenciales y un acoplamiento viscoso que en circunstancias normales llevan el 98% del par al eje delantero, con el consiguiente beneficio para las prestaciones, consumos y desgaste. Y en el momento que las ruedas delanteras vayan a perder capacidad de tracción, el sistema reparte la fuerza entre las cuatro ruedas de forma automática.
El nuevo Fiat Panda, que experimenta un leve crecimiento en todas sus medidas externas (3,57 metros de largo, 1,60 metros de ancho y 1,63 metros de alto), ofrece el mismo espacio interior, con una maletero que varía de de 200 litros hasta los 855 litros si abatimos los asientos. De serie los Panda 4x4 llevan ABS con EBD y el sistema antipatinamiento en retención MSR. Para el calzado hay dos opciones, una más orientada a carretera (185/65 R14) y otra más “off road” (165/70 R14).
Enrique Marco, Autocity
23 de Septiembre de 2004