Fiat Fiorino 1.3 Multijet: Práctico y económico

a fondo Fiat Fiorino 1.3 Multijet 1
Enrique Marco22 oct 2008
En momentos de crisis como el actual, estos vehículos comerciales además de ser perfectos para profesionales y autónomos se presentan como una alternativa muy económica para las familias numerosas más prácticas.
En tiempos de crisis a veces hay que echarle imaginación a las cosas y replantarse conceptos. Por ejemplo, a la hora de comprar un vehículo, si necesitamos que éste sea de dimensiones compactas pero con mucha capacidad interior, lo normal sería decantarnos por un monovolumen pequeño o mediano, aunque para ello ya es necesario preparar una respetable cantidad de dinero. ¿Qué otra cosa podemos hacer? Pues no es una idea descabellada la de recurrir a un “comercial” como lo pueda ser el Fiat Fiorino.
Ya planteamos esta posibilidad cuando hablamos de Fiat Doblo, y es que los detalles y la calidad de los vehículos comerciales ha aumentado de tal forma que por terminaciones ya son equiparables a los turismos. El Fiorino es un vehículo de 3,96 metros de longitud, 1,72 metros de altura y 1,71 metros de anchura; cuyo maletero tiene una capacidad de 330 litros cuando ocupamos las dos filas de asientos (650 litros hasta el techo) ampliables hasta 2.800 litros si quitamos los asientos traseros, los cuales también se pueden abatir cómodamente sin necesidad de extraerlos.
De esta forma, el Fiat Fiorino es el vehículo ideal para hacer recados por la ciudad, y el aliado perfecto para mensajeros, profesionales autónomos, etc. Pero en su versión acristalada (la que probamos en Autocity y se puede ver en las fotos) este vehículo es totalmente válido para hacer las funciones de monovolumen compacto. Por supuesto lleva lo imprescindible como dotación de equipamiento, e incluso existe unaversión denominada Adventurecon protectores de bajos y carrocería además de unas suspensiones algo más elevadas, casi tipo SUV.
La gama mecánica la componen dos pequeños motores, un gasolina 1,4 litros 73 cv y un diésel 1.3 Multijet 75 cv. La versión probada portaba este último propulsor, con el cual es posible alcanzar los 155 km/h, una velocidad más que suficiente para los tiempos que corren y el tipo de vehículo del que se trata. Además, gracias a su bien escalonado cambio manual de cinco velocidades es capaz de moverse con bastante agilidad. Y lo mejor, únicamente gasta 4,5 l/100 km y sus emisiones de CO2 se quedan en 119 g/km. Sólo unas suspensiones concebidas para la carga, y que por tanto producen pequeños rebotes en el eje trasero cuando vamos vacíos, le penalizan respecto a un monovolumen tipo Fiat Idea u Opel Meriva. Por lo demás, el Fiorino obtiene una nota similar a la de un turismo en la mayoría de los apartados.
Y finalmente, lo mejor en este tipo de vehículos son los precios, sobre todo si uno es autónomo y se puede desgravar el IVA. Desde 8.100 euros existe un Fiorino en su nivel básico y con motor de gasolina, precio antes de IVA y después de las ofertas en vigor. Nuestro vehículo de pruebas costaba 12.493 euros, coste al que habría que sumar el IVA pero al que también se le puede restar una suculenta oferta en el caso de los autónomos. En resumidas cuentas, que si uno es un profesional ya sabe que le conviene un vehículo de estas características, pero tal y como están las cosas, para un particular también puede ser una buena opción de adquirir un vehículo práctico, espacioso para la carga y a buen precio.