Fiat 500X: Por la ciudad y el campo con estilo

gen_rep_x_65b100e1c51eabac051b1ca53.jpg
Diego Zotes04 mar 2015
El fabricante italiano Fiat lanza una evolución de tipo crossover compacto de su Fiat 500, el 500X. Como si de un urbano de gimnasio se tratase se coloca por los pelos en el segmento compacto, con unas dimensiones muy cómodas para ciudad pero con un aprovechamiento interior que llama la atención.
Fiat presenta su nuevo crossover compacto global, el 500X, que pretende vender en hasta 100 mercados alrededor del mundo. Uno de los modelos globales que están convirtiendo a las marcas Fiat y Chrysler como uno de los grupos más grandes del mundo, con gran potencial de crecimiento. De hecho, dentro de los planes de expansión y desarrollo del Grupo, tienen previsto lanzar más de 30 nuevos modelos hasta 2018 entre todas sus marcas.

detalle_urban_26e4d9740ec3e6dca788e0fef.jpg

En nuestro país, con un crecimiento continuado durante 35 meses consecutivos, los modelos clave del fabricante son el Fiat 500X y el Jeep Renegade, que militan en un segmento en pleno crecimiento.El 500X, emplea una nueva plataforma muy versátil denominada Giorgio, la misma que su primo hermano Renegade
El nuevo 500X, desarrollado sobre la plataforma denominada Giorgio empleada también para fabricar a su primo hermano Jeep Renegade, presenta un diseño con un inconfundible estilo italiano que además se nutre claramente de la fuerte herencia del legendario 500, líder en su categoría. Dos conceptos claros se aúnan en este crossover compacto, con dos versiones adaptadas a cada entorno. La versión "Urban" nos muestra su faceta más urbana y chic, con detalles que buscan transmitir elegancia y distinción mediante cantidad de elementos cromados que recorren su carrocería. El aspecto más robusto, todoterrenero y musculoso lo encontramos en la versión “Off-Road”, con protectores de bajos de carrocería, pasaos de rueda ensanchados, una altura libre al suelo de casi 180 mm y unas cotas todoterreno optimizadas.
Sin duda es el diseño uno de sus grandes valores, con una carrocería que a pesar de recordar claramente al modelo original, presenta un aspecto mucho más musculado y atlético y un tamaño bastante más grande con hasta 4,27 metros de longitud. En definitiva, transmite mucho se mire por donde se mire. En la versión Off-Road se potencian aún más sus volúmenes con pasos de rueda reforzados por plásticos protectores abombados y los protectores de bajos de carrocería.

detalle_offroad_9024cd72addb578d56bc8e4a5.jpg

Como el 500 presume de unas grandes ópticas circulares, así como conserva la moldura cromada de la parrilla delantera o la boca inferior de refrigeración, el lateral mantiene unas proporciones redondeadas y los tiradores de las puertas cromados mientras que la zaga nos presenta unas ópticas rectangulares verticales enmarcadas en cromo a juego con el tirador del portón trasero o la luneta trasera de forma trapezoidal. Cantidad de detalles que nos recuerdan al pequeño de la familia.El 500X Off-Road se ha elevado del suelo hasta 179 mm y ostenta unas cotas todoterreno muy interesantes
Para el 500X en versión Off-Road se ha potenciado su lado más campero, dotándolo de una mayor altura al suelo que llega hasta los 179 mm, así como de unas cotas todoterreno cuanto menos sorprendentes, con 21,3º de ángulo de ataque, 22,3º de ángulo ventral y 30,1º de ángulo de salida, lo que le permitirá transitar por terrenos rotos .sin peligro de dañar los bajos.
En el interior sí encontramos algunos cambios más notables, donde todo se ha engordado y se ha hecho grande, como el salpicadero de doble escalón con efecto tridimensional con el fin de acercar los mandos al conductor que va en posición más elevada. La moldura frontal es de mayor tamaño para cubrir una mayor superficie, pero continúa siendo del color exterior del coche o en contraste. El habitáculo está homologado para cinco ocupantes y resulta el más grande del segmento B-SUV, en el que se disfrutará de un ambiente lujoso y de diseño con materiales de alta calidad. Los asientos presentan el mismo estilo que el 500 original, combinados con un volante deportivo que proviene de Abarth. Ese entorno está protagonizado fundamentalmente por una pantalla central prominente de grandes dimensiones de 5 ó 6,5 pulgadas según versiones, propia del sistema de infoentretenimiento UConnect con cantidad de funciones de conectividad, con 3 entradas USB, sistema de navegación Tom Tom 3D Live, reconocimiento de voz y conexión a internet para manejar apps propias de la marca y externas así como las redes sociales.

detalle_interior_urban_6ccbf9b6a946a482da43ecd63.jpg

Entre el equipamiento de serie del 500X encontramos sistemas que provienen de segmentos superiores, como el sistema de entrada y arranque sin llave Keyless o el freno de estacionamiento eléctrico, así como todos los asientos abatibles menos el del conductor que aporta gran versatilidad. En capacidad de maletero es líder del segmento con 350 litros con un doble fondo de altura variable. Entre los equipamientos de última generación disponibles para el 500X, asociados al nuevo cambio automático de 9 velocidades eso sí, nos encontramos con sistemas como el control de velocidad adaptativo ACC, la alerta de cambio de carril, el sistema de ángulo muerto o el sistema de frenado automático, no sólo para ciudad, si no que funciona hasta los 200 km/h.
La gama se organiza en torno a dos versiones, la urbanita “Urban” y la campera “Off-Road”. La primera está disponible con tres niveles de equipamiento Pop, Pop Star y Lounge, mientras que la segunda en torno a dos niveles, Cross y Cross Plus, basadas respectivamente en el Pop Star y el Lounge. El Pop ya incluye un buen sistema de audio y aire acondicionado, mientras que el Pop Star incorpora el sistema de bluetooth o llantas de 17 pulgadas, mientras que si vamos al Lounge obtendremos llantas de 18 pulgadas, faros de xenón o sistema de navegación, entre otras muchas cosas.

detalle_interior_offroad_9abf0c63660f727c36938db16.jpg

Motor eficientes y distintas tracciones según necesidades
Para mover al 500X se han elegido de inicio cuatro motores, dos gasolina y dos diésel. Entre los primeros encontramos el 1.6 E-torQ de 110 cv con tracción 4x2 delantera y cambio manual de 5 velocidades y el 1.4 MultiAir II de 140 cv con tracción 4x2 delantera y cambio manual de 6 velocidades, mientras que entre los segundos figuran el 1.6 MultiJet II de 120 cv con tracción 4x2 delantera y cambio manual de 6 velocidades y el 2.0 MultiJet II de 140 cv con tracción total 4x4 y cambio automático de 9 velocidades. Para más adelante, la gama se completará con la llegada de un motor de gasolina 1.4 MultiAir II de 170 cv asociado a la tracción total y al cambio automático de 9 velocidades, así como se incluirá de forma opcional el cambio automático de doble embrague con 6 velocidades para el MultiAir de 140 cv con tracción delantera. Entre los turbodiésel que llegarán, encontramos el 1.3 MultiJet II de 95 cv con tracción delantera 4x2 y cambio manual de 5 velocidades y el 2.0 MultiJet de 140 cv con tracción total y cambio manual de 6 velocidades.
Las versiones Urban emplearán como es lógico el sistema de tracción delantera 4x2, mientras que las versiones 4x2 con Traction+ y las 4x4 se reservan para las versiones Off-Road dependiendo de los motores elegidos. Además se introduce el nuevo selector de modos denominado Mood Selector que actúa sobre el motor, la dirección, los frenos y el cambio (en caso de la versión automática), en el que encontramos las funciones Auto, Sport y All Weather, que se sustituye por el modo Traction en las versiones Off-Road.
Para el inicio de su comercialización, Fiat ofrece para el 500X un descuento de 1.190 euros como marca, que se puede sumar a los 1.000 euros de descuento de Fidelidad Bonus Eco Fiat y a los 1.400 euros de descuento por financiar con FGA Capital, que además amplía la garantía a 4 años y regala por vez primera el seguro a todo riesgo durante 2 años, así como al posible Pive 7 si se entrega un coche antiguo a cambio. Con todo ello, el Fiat 500X 1.6 E-TorQ de 110 cv en versión Pop de acceso, que tiene un precio de tarifa de 16.900 euros, se podría quedar en poco más de 13.000 euros sin descontar todavía el Plan Pive.