Fiat 500L 1.6 Multijet Lounge: Moderno y versátil

fiatlmj_portada_69775b3b6bed930eb0062e0b4.jpg
Enrique Marco26 ago 2013
El reciente Fiat 500L ha añadido a su gama una motorización diésel superior, la 1.6 Multijet de 105 cv. Con esta mecánica "el 500 agrandado" se convierte más que nunca en un coche para todo, un práctico y espacioso vehículo que además conserva parte del encanto del 500 original.
Cuando un producto funciona hay que sacarle partido, y eso las firmas automovilísticas lo saben mejor que nadie. Lo hizo BMW Group con el Mini, del cual ya existen muchas carrocerías y versiones; así como Fiat está haciendo lo propio con el 500, modelo que fue lanzado en 2007 y cuya gama se está multiplicando últimamente. Ya hablamos el pasado mes de julio de las nuevas versiones Trekking y Living, a las que les seguirá en 2014 un 500X tipo SUV. Pero para este espectacular crecimiento que la gama está experimentando el punto clave fue el 500L presentado a finales del año pasado.
a favor-Diseño original y con detalles -Posibilidades de personalización-Mecánica muy eficaz en contra-Motor algo ruidoso-Pérdida de la esencia del 500 3p
La gama 500L no es simplemente un 500 de cinco puertas y más voluminoso, sino que es un automóvil totalmente nuevo, con un chasis diferente y una carrocería mucho más grande que le transporta al segmento de los monovolúmenes pequeños en el que también militan el Ford B-Max, Opel Meriva o Citroen C3 Picasso entre otros. Además incluye mecánicas que no estaban disponibles en la gama del 500 3p, como la que Autocity ha tenido oportunidad de probar esta vez, la diésel de 1,6 litros y 105 cv. Con esta unidad propulsora y con el completo acabado Lounge, nuestro protagonista de hoy tiene un precio de 19.726 euros (con el descuento promocional actual incluido); un precio que no es especialmente bajo pero sí muy competitivo a tenor de lo que el Fiat 500L 1.6 Multijet Lounge ofrece por él.
Con una elevada carrocería de 1,66 metros de altura y una considerable longitud de 4,15 metros el Fiat 500L es algo más versátil y espacioso que la mayoría de los compactos. De hecho, su dato de volumen de maletero -400 litros- no está al alcance de casi ningún compacto. Además, como los rivales anterioremente mencionados, goza de una postura de conducción más alta y soluciones de modularidad como unas banquetas traseras que se pueden desplazar longitudinalmente además de poder reclinar los respaldos; o las prácticas mesitas desplegables de los respaldos de los asientos delanteros. En definitiva, todo un monovolumen aunque en formato muy compacto.

fiatlmj_xint_918fccf1ff06fae9a5dca8fd7.jpg

En cuanto al diseño, casi todo el mundo piensa que el 500L pierde gran parte del encanto del coqueto 500 de ciudad (que sólo mide 3,54 metros), pues sus proporciones no acompañan, pero el 500L conserva unos rasgos similares en el frontal así como muchos detalles de diseño muy modernos en el interior, además de unas enormes posibilidades de personalización. De hecho el Fiat 500L ofrece hasta 300 combinaciones diferentes que incluyen varias pinturas bitono, tres colores de llantas, tres colores de techo, interiores con diferentes tapicerías y salpicaderos, etc. Y como guinda al pastel, el nivel de calidad percibida en su interior es bastante elevado, ya que la buena presentación, diseño y ajuste de los elementos es de los más cuidados de la categoría. La gama del 500L es amplísima en cuanto a posibilidades de colores, interiores, accesorios, etc.
Nosotros probamos un 500L de los más discretos, con uno de los colores pastel que cuesta 460 €, el Azul Mare, y el techo negro. Y es que sólo el color Beige Capuchino es gratis, el resto –metalizados o pastel- cuesta la cifra antes mencionada, de no ser que optemos por una de las numerosas combinaciones bicolor, que suben a 820 euros. Las llantas de aleación de nuestra unidad también eran de serie, las cuales montan una adecuada medida de neumático de 205/55 R16. Finalmente el salpicadero de tonos oscuros era de los más serios, ya que otros muchos incluyen partes en rojo o blanco. De serie nuestro 500L Lounge incluye la pantalla táctil de 5,4 pulgadas para el sistema de audio, además de que la parte superior central del salpicadero lleva la toma para el navegador Tomtom extraíble (550 €).

fiatlmj_xastras_30ea4e2aadeb2cb6932729a7d.jpg

Con la mecánica 1.6 Multijet de 105 cv existe un Fiat 500L básico con menos detalles aunque sin carencias importantes que cuesta 1.400 euros menos que nuestro protagonista de hoy asociado al acabado Lounge. Las diferencias principales por las que destaca el equipamiento estándar del Lounge son el techo fijo panorámico, los sensores de parking traseros, las mesitas de los asientos o el retrovisor interior antideslumbramiento entre otras cosas; ya que las llantas de aleación, el volante de cuero, el climatizador o el ESP con asistente al arranque en pendiente vienen de serie en cualquier caso. Como extras más destacados, además del navegador extraíble antes mencionado, podemos optar por una cámara trasera para ayuda al aparcamiento (310 €), el airbag de rodillas (160 €), el techo solar eléctrico (410 €), las llantas de 17 pulgadas (360 €) o el equipo de sonido firmado por Beats (660 €).El equipamiento de serie del Fiat 500L es bastante completo, y el de esta versión Lounge todavía más
Cuando hace unos meses probamos el Fiat 500L 1.3 Multijet de 85 cv ya dijimos que su motor era muy apto para ciudad, que consumía poco y que respondía correctamente en carretera si nos tomábamos las cosas con tranquilidad. Pero ahora con este 1.6 Multijet de 105 cv el rendimiento mecánico resulta muy superior y, de hecho, por los 1.380 euros que hay de diferencia entre un motor diésel y otro, a poco que nos guste la sensación de potencia y agilidad, o si es que necesitamos circular a menudo por carretera, recomendamos totalmente esta nueva opción mecánica. El consumo homologado sólo es tres décimas mayor en el más potente, y la diferencia de precio nos parece más que razonable. Por tanto, de no ser que limitemos el uso prácticamente a la ciudad y nos consideremos conductores muy, muy tranquilos, consideramos que los 1.380 euros de diferencia entre el motor de 85 cv y el de 105 cv merecen la pena ser pagados.
Con este coche y esta mecánica disponemos de un “vehículo para todo”, pues es muy capaz tanto por tamaño como por mecánica. Pesa 1.365 kilos, pero gracias a su par motor de 320 Nm desde sólo 1.500 rpm y a su bien escalonado cambio manual de 6 velocidades, el Fiat 500L 1.6 Multijet ofrece una respuesta mecánica notable, con unas recuperaciones a la hora de adelantar bastante satisfactorias. Supera los 180 km/h de velocidad máxima y acelera de 0 a 100 km/h en 11,3 segundos, mientras que su consumo es de sólo 4,5 l/100 km y las emisiones de CO2 de 110 g/km. En cuanto al comportamiento dinámico, sobresale la extrema suavidad de conducción gracias a su dirección con función City (“ultraasisitida”), la posición al volante dominante y gran visibilidad gracias tanto a su banqueta elevada como a la gran superficie acristalada, la correcta puesta a punto a nivel de suspensiones que evita balanceos de carrocería y ofrece el mismo feeling que el que pueda proporcionar un buen turismo, o la más que suficiente fuerza para circular con garantías en todo momento. En definitiva, un 500 que con su espectacular crecimiento pierde algo de su encanto pero gana mucho en practicidad de uso.

fiatlmj_xzaga_85d55b12c15240fceea21fc98.jpg