Fiat 500C 1.4 100 cv Lounge: Funcional y seductor

a fondo Fiat 500C 1.4 100 cv Lounge 1
Diego Zotes12 ene 2011
El Fiat 500 Cabrio es uno de los utilitarios más exclusivos del panorama automovilístico, cargado de glamour, equipamiento y agilidad. Todas estas cualidades tienen un precio, y la verdad, es alto...
A fondo
A favor:- Exclusividad en pequeño tamaño- Interior práctico muy "fashion"- Agilidad de movimientosEn contra:- Ruidos exteriores- Cierre de capota lento- Habitabilidad algo justa en todas las plazasNos subimos a la versión más coqueta del exclusivo Fiat 500, la versión descapotable de uno de los urbanos más chic y más vendidos del momento, que en un tamaño exterior muy reducido de tan sólo 3,5 metros de longitud ofrece un espacio muy aprovechable para cuatro pasajeros que podrán disfrutar de cantidad de detalles en un ambiente interior muy refinado. Una exclusividad que podemos adquirir muy equipada por unos 18.000 euros con el motor de gasolina de 100 cv, el más potente de las versiones convencionales sin contar con las más deportivas realizadas por el preparador Abarth, de los que ya hemos dado habida cuenta de las versiones cerradas en Autocity. Esta versión nos permite disfrutar del aire libre en tan sólo 15 segundos, ideal para cuando llega el calorcito o cuando aparecen algunos rayos de sol en días más fríos e invernales.
a favorA favor:Exclusividad en pequeño tamañoInterior práctico muy "fashion"Agilidad de movimientosen contraRuidos exterioresCierre de capota lentoHabitabilidad algo justa en todas las plazas
Lo más destacado de este pequeño utilitario tan de moda actualmente en versión descapotable es su nueva capota de lona de apertura totalmente eléctrica, que hace del 500C un vehículo muy polivalente para todo el año, independientemente de la época, con unas cualidades casi exactas a las de la versión cerrada en cuanto a diseño, seguridad, confort y funcionalidad. Esta innovadora capota de lona incorpora una luneta térmica de cristal y la tercera luz de freno, permitiendo descubrir el habitáculo hasta los 60 km/h en tres posibles posiciones, techo solar spoiler o apertura completa. Gracias a su plegado por fuera del habitáculo, no quita en absoluto espacio al maletero, que se queda en unos aprovechables 182 litros para la carga, tan sólo 3 litros menos que la versión cerrada.

a fondo Fiat 500C 1.4 100 cv Lounge 2

Por concepto, exclusividad y características técnicas, este utilitario descapotable no tiene prácticamente ningún competidor directo, puesto que sus rivales más cercanos como el Mini Cabrio, el Smart Cabrio o incluso el Peugeot 207 CC ostentan características muy distintas. De hecho el inglés en manos de BMW ofrece algo más de espacio en una carrocería más grande y habitualmente con motores más potentes, con un concepto algo más viajero y menos ciudadano que éste. De precio es bastante más caro a igualdad de motor. El diminuto alemán ofrece sólo dos plazas y es un concepto mucho más urbano que el 500, con una longitud mucho menor y una habitabilidad evidentemente mucho menor. La versión cabrio del compacto francés por su parte, es bastante más grande, aprovechable y polivalente con su capota dura y su concepto es mucho más rutero, mientras que de precios puede estar por un estilo dependiendo de los motores. En este caso, la exclusividad se la lleva el 500C por su capacidad de personalización. Pero eso sí, estos matices tienen su precio, en todas las versiones bastante más elevado que en su versión cerrada.
Estilo sesentero y muy moderno
El diseño es prácticamente igual que el de carrocería cerrada, incluso con las dimensiones exactas de aquel, con un aspecto coqueto y simpático mediante líneas redondeadas de estilo muy italiano, con la salvedad del techo de lona. La imagen frontal destaca con un capó pequeño inclinado con una marcada nervadura central, sobresaliendo unos pequeños faros redondos y un paragolpes abombado que le otorga presencia y le dibuja una imagen graciosa. La vista lateral muestra su escasa longitud y buena altura, consiguiendo unas proporciones muy prácticas y funcionales para su óptima utilización en espacios pequeños. La trasera es la zona que más nos recuerda a su clásico antecesor, con un tirador de maletero cromado de grandes dimensiones en el centro, que permite abrirlo de abajo a arriba aprovechando al máximo la boca de carga mediante el anclaje de bisagras de la capota, flanqueado por unas ópticas verticales con forma casi rectangular, enmarcadas en cromo y con los faros interiores circulares. La capota de doble lona, coronada en su zona posterior por un discreto spoiler con la tercera luz de freno integrada, se apoya plegada sobre la zona del maletero, otorgándole un aspecto de cabrio clásico. La mayor modernidad de su imagen la encontramos en las llantas de aleación opionales de 16 pulgadas con un atractivo diseño multirradio y neumáticos de corte deportivo de 195/45."Once colores exteriores, tres de capota y nueve de llantas, además de adhesivos e insignias personalizan al 500".Once colores exteriores, tres de capota y nueve de llantas, además de adhesivos e insignias personalizan al 500.
Esta versión cabrio brinda niveles de personalización aún mayores que la versión cerrada, casi infinitos, pudiendo elegir entre once colores de carrocería, tres colores de capota, nueve diseños distintos de llantas de aleación y diferentes tipos de adhesivos e insignias. Resulta casi imposible encontrar dos Fiat 500C iguales. De hecho nuestra versión Lounge lleva de serie el Kit Cromo con inserciones cromadas por la carrocería y el habitáculo, es de color plata combinado con la capota negra y con unos adhesivos muy fashion con motivos de flores negras hasta en los retrovisores, mientras que el interior es de color beige combinado con gris y negro.
El interior transmite las sensaciones más retro, con un salpicadero plano con una moldura en el color exterior del coche, firmada en un lateral con las siglas 500C, que parte por la mitad la consola central elevada con los sistemas de audio y climatización, de cuya zona inferior emerge una original palanca de cambios con el pomo en forma de bola de billar. Tres botones redondos con aros cromados presiden el centro de la consola, asemejándose a los del 500 original. Los asientos son otro elemento muy retro, que combina un tapizado gris y blanco de tipo clásico con piel en las sujeciones laterales, ofreciendo un gran confort y estilo a sus cuatro pasajeros en un ambiente muy acogedor. El toque de lujo lo ponen el volante realizado en piel beige, el sistema de climatización, la conexión de telefonía bluetooth o el sistema de navegación portátil encastrado sobre el salpicadero.

a fondo Fiat 500C 1.4 100 cv Lounge 3

Dinamismo de bajo consumo
De entre las cuatro posibilidades de motores para mover al 500C, nuestra unidad es la más potente de gasolina, un 1.4 litros con 16 válvulas que entrega 100 cv de potencia y 131 Nm de par motor y está combinado con un cambio manual de 6 velocidades, que muestra una gran garra al acelerar, brindándonos una agilidad ejemplar entre el tráfico urbano y una buena comodidad a la hora de hacer largos recorridos, mientras que los consumos se contienen gracias entre otras cosas al sistema opcional Start/Stop, quedándose en 6,0 litros a los 100 km. en ciclo combinado según datos oficiales, así como con unas emisiones de CO2 al medioambiente de 135 gr/km.
Las prestaciones son más que suficientes para tratarse de un utilitario urbano, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 10,5 segundos y una velocidad máxima de 182 km/h. Dado su bajo peso y la alegría de su motor, en lo que más destaca este 500C es en las aceleraciones y recuperaciones, regalando unas sensaciones muy seportivas. Esto se siente sobre todo si conectamos el modo de conducción Sport, que endurece la dirección aumentando la estabilidad y actúa sobre la inmediatez del acelerador.Acelera de 0 a 100 en 10,5 segundos y alcanza los 182 km/h.
La suspensión bastante rígida, con una configuración McPherson independiente delantera y un eje rígido trasero semi-independiente, mientars que para el sistema de frenado apuesta por frenos de disco en ambos ejes que funciona de maravilla.
En definitiva, un coche muy práctico que emana un glamour absoluto, a un precio elevado aunque no inaccesible.