Ferrari hace una parada en Via Condotti para homenajear el 'Made in Italy':

Ferrari hace una parada en Via Condotti para homenajear el 'Made in Italy' 1
Agencia EFE13 sep 2012
El icono italiano por excelencia, el coche Ferrari, realizó hoy una parada en boxes en una de los enclaves más emblemáticos de Roma, la lujosa Via Condotti, para homenajear la creatividad italiana y al que fue uno de los genios y creadores del conocido 'Made in Italy', el fallecido Sergio Pininfarina.

A pocos metros de la famosa plaza de España y custodiados por algunas de las tiendas de lujo más exclusivas de la ciudad, dieciséis 'ferraris', ocho modernos y ocho de época, fueron expuestos a lo largo de Via Condotti, ante la atenta mirada de cientos de turistas y romanos que disfrutaron durante varias horas del diseño italiano en estado puro.

Los automóviles, todos ellos con la firma del propio Pininfarina, representaron a través de su diseño la evolución de la historia de la casa del 'Cavallino Rampante', pero también la historia de la propia Italia, ya que, desde la fecha de su creación en 1898 en Módena, tanto el automóvil como el país han ido creciendo en popularidad paralelamente, en lo que respecta al diseño.

Entre los automóviles expuestos, el presidente del Ferrari Club Italia, Vincenzo Gibino, destacó a preguntas de Efe el 'Ferrari 365 GTB/4', diseñado en 1968, y el' Dino 246 GT', proyectado un año más tarde y en el que, según explicó, Pininfarina introdujo una importante novedad: el motor pasó a estar en la parte trasera del bólido.

'Enzo Ferrari era un hombre fuerte, determinante y siempre quería el motor delante, pero Sergio Pininfarina le convenció para que diera ese paso importante desde el punto de vista técnico', añadió.

También ocuparon la céntrica calle italiana, donde se concentran parte de las grandes marcas de lujo, un 'Enzo Ferrari', diseñado en 2002 como concepto de la 'deportividad extrema'; un 'F40', realizado en 1987 para celebrar los cuarenta años de la escudería; un 'GTO', anunciado por Enzo Ferrari en 1984, o un'308 GTB', que debutó en el Salón de París y Londres en 1975, entre otros.

La unión en un mismo espacio de dos de los elementos más emblemáticos de Italia, Via Condotti y Ferrari, permitieron al espectador realizar un paseo por los últimos cincuenta años del diseño italiano a través de algunos de los mejores automóviles diseñados hasta el momento y la mejor moda creada en la actualidad.

A pesar de la crisis, el 'Cavallino' del Ferrari sigue manteniendo la cola erguida como señal de fuerza, mientras que la Via Condotti continúa acogiendo algunas de las tiendas más exclusivas del mundo para conservar vivo el lema que convirtió al país en una de las cunas del diseño mundial: 'Made in Italy'.