Ferrari FXX K: Deportivo de laboratorio

ferrarifxxkportada_b8dc4557f813824897ad0f65c.jpg
Raúl Toledano05 dic 2014
Basado en el La Ferrari, este deportivo con nombre de misión secreta, FXX K, es un coche de pruebas que ofrece una potencia total de 1.050 cv con el que Ferrari pretende aplicar diferentes innovaciones tecnológicas. Será utilizado por un grupo de clientes y probadores de la firma en un programa especial durante los dos próximos años.
En el circuito de Yas Marina en Abu Dhabi, Ferrari presenta este fin de semana un coche con el que pretende seguir evolucionando en el terreno de las prestaciones deportivas a partir de la propulsión híbrida, senda abierta por el LaFerrari, un superdeportivo del que precisamente deriva este nuevo Ferrari FXX K. La marca italiana habla de un "vehículo-laboratorio", destinado a clientes y probadores, que incorpora diferentes innovaciones tecnológicas. La más importante, un nuevo sistema de recuperación de la energía cinética (HY-KERS) con cuatro programas diferentes: "Qualify", que obtiene el máximo rendimiento en un número limitado de vueltas, "Long Run", que optimiza la constancia en el rendimiento, "Manual Boost", para entrega instantánea de par y "Fast Charge", para activar la recarga rápida de la batería.

ferrarifxxkapoyo_f880979f52007d50b75cc660f.jpg

La motorización del FXX K no difieren demasiado de la que utiliza LaFerrari. Ambos se apoyan en un bloque de combustión de gran cilindrada y una segunda unidad eléctrica. Si LaFerrari declara una potencia conjunta de 963 cv, el FXX K aumenta dicha cifra hasta los 1.050 cv, que se reparten entre los 860 cv del propulsor de gasolina V12 de 7.0 litros y los 190 cv del motor eléctrico. Además, el sistema de escape ha sido modificado, se han eliminado los silenciosos, y se ha trabajado en el cigüeñal (más ligero y resistente) así como en el control y accionamiento de los árboles de levas.
Más potencia tanto del motor V12 como de la unidad eléctrica