Ferrari F430 Scuderia Spider 16M: Exclusividad a tope

Enrique Marco12 nov 2008
El modelo que hoy presentamos no tiene desperdicio, pues reúne varios ingredientes para resultar uno de los automóviles más exclusivos del mundo.
Exclusividad a tope
El modelo que hoy presentamos no tiene desperdicio, pues reúne varios ingredientes para resultar uno de los automóviles más exclusivos del mundo. En primer lugar es un Ferrari, lo que ya le otorga gran exclusividad. Además, estamos ante un cabrio, por lo que el concepto de automóvil de capricho se acentúa aún más. También se trata de una versión preparada para ser más “racing”, con mayor potencia y menor peso que el modelo estándar. Y finalmente la producción se limita a 499 unidades, cada una de ellas con su placa identificativa y numerada.
Nos estamos refiriendo al nuevo Ferrari F430 Scuderia Spider 16M, o lo que es lo mismo, una combinación del F430 Spider con el F430 Scuderia; que también adopta el sobrenombre “16M” en conmemoración al decimosexto título mundial de F1 por equipos logrado esta temporada 2008. Por tanto, por mucho que estos días se esté hablando del lanzamiento del nuevo Ferrari California, para los más puristas este modelo que hoy presentamos resulta todavía más valioso.
Este rapidísimo cabrio está disponible en los tres colores que se pueden ver en las fotografías, todos ellos de lo más “racing” y muy favorecedores para esa irresistible silueta de la que hace gala. Los aditamentos aerodinámicos ya vistos en el Scuderia cerrado, unidos a la preciosa estampa de un descapotable, forman una combinación extraordinaria, adornada con ciertos detalles y el logo conmemorativo “16M”.
La mecánica es la ya conocida en su hermano cerrado, el V8 de 4,3 litros potenciado hasta 510 cv. Con una importante cura de adelgazamiento respecto al F430 Spider, este exclusivo modelo rebaja el peso en 80 kilos, para dar en la báscula 1.380 kilos. De esta forma el Scuderia Spider 16M puede acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 3,7 segundos y alcanzar los 315 km/h.