Ferrari F430 Challenge: La Copa de lujo

Diego Zotes18 ene 2006
Llega el nuevo Ferrari de carreras, el F430 Challenge, con el V8 de 490 cv aunque con sólo 1.225 kilos de peso, neumáticos "slick", nuevo sistema de escape, cambio secuencial de Fórmula Uno y frenos cerámicos.
Inicio
LA COPA DE LUJO

a fondo Ferrari F430 Challenge 1

Muchos de nosotros habremos soñado alguna vez con ponernos al volante de un coche de carreras en una copa monomarca de circuitos. En España hay una larga tradición, y para 2006 el panorama se presenta de lo más emocionante en este aspecto, con los nuevos Renault Clio y Seat León, además de las dos copas Hyundai. Otro escalón superior es saltar a un campeonato europeo, como el que puso en marcha el año pasado la marca francesa con los Megane Trophy, campeonato que visitó dos veces nuestro territorio en 2005: Valencia y Bilbao.
  Pero el “summun” de los campeonatos monomarca los pone la marca más pasional del mundo: Ferrari. Y para este año 2006 presenta su nuevo bólido: el F430 Challenge, el cual se ha podido ver estos días en el Salón de Birmingham. De momento este año se podrá competir con los dos coches, el nuevo Ferrari F430 Challenge y el Ferrari 360 Modena Challenge, y para 2007 se limitará exclusivamente al nuevo modelo.
Con la edición de 2006 se celebrará la 14º Ferrari Challenge Trofeo Pirelli, la copa de los “gentleman drivers”, la cual se agrupará en tres campeonatos: el estadounidense, el italiano y el europeo. El europeo visitará los días 2,3 y 4 de junio el circuito de Valencia como segunda carrera del campeonato, que finalizará los días 27,28 y 29 de octubre en Vallelunga (Italia), lugar donde se celebrarán las finales mundiales. Otro punto de interés de esta decimocuarta edición de la copa será la de poder ver rodar los imponentes Ferrari FXX.
Centrándonos en el nuevo Ferrari de carreras, éste conserva carrocería y motor (V8 de 490 cv), pero recibe multitud de modificaciones que le harán muy competitivo. El peso es uno de los primeros retos a la hora de preparar un coche de competición, y evidentemente en este caso se han tomado medidas, logrando “adelgazar” hasta los 1.225 kilos (con el depósito vacío). Para ello se han sustituido las ventanillas por unas protecciones de Lexan y algunas partes del coche van ahora en fibra de carbono.
Evidentemente las suspensiones se han puesto a punto para los circuitos, se ha cambiado el sistema de escape y se montan slicks de 19 pulgadas especialmente desarrollados por Pirelli. Pero quizá la preparación más espectacular sea la del cambio y los frenos. Para la caja de cambios secuencial se cuenta con electrónica directamente derivada de los Fórmula Uno, mientras que las velocidades quinta y sexta se han variado de desarrollo respecto al F430 de calle. E igualmente con procedencia del “gran circo”, se montan unos nuevos frenos de compuesto CCM (Carbon Ceramic Material).
Otras modificaciones afectan al interior, con un nuevo volante de competición y un cuadro de mandos totalmente diferente. El cuadro es una pantalla digital en color que agrupa la información básica, y el volante incluye unos botones para conectar la comunicación con el box. Por último, a las típicas medidas de seguridad se les suma en esta ocasión una fijación de las ruedas mediante una sola tuerca central (como los F1) para agilizar el cambio de neumáticos.
Enrique Marco, Autocity.
18 de Enero de 2006