Ferrari en Goodwood: Con el 599 GTO de protagonista

a fondo Ferrari en Goodwood 1
Enrique Marco30 jun 2010
Será el primer fin de semana de julio, desde el viernes día 2 hasta el domingo día 4 cuando miles y miles de apasionados al motor disfruten de este festival.
Con el 599 GTO de protagonista
El año pasado por estas mismas fechas informábamos de lo que iba a mostrar Audi en el Festival de la Velocidad de Goodwood (UK), pues en 2009 la marca de los cuatro aros preparó un importante despliegue de medios para conmemorar su centenario. Y ahora que se acerca la celebración de una nueva edición del prestigioso evento automovilístico británico nos fijamos en la marca más carismática del mundo: Ferrari.
Será el primer fin de semana de julio, desde el viernes día 2 hasta el domingo día 4 cuando miles y miles de apasionados al motor disfruten de este festival. Y este año Ferrari tiene muchos productos recientes con los que deslumbrar, además de sus espectaculares modelos clásicos y de sus competitivos monoplazas de Fórmula Uno. Por cierto, el encargado de asombrar a todos los asistentes en el circuito británico no será otro que el piloto oficial de pruebas de la casa del cavallino, el español Marc Gené, quien conducirá uno de los monoplazas de 2009.
Pero el mayor punto de atracción será el reciente 458 Italia y el exclusivo 599 GTO. El primero de ellos ha recibido en sus pocos meses de vida numerosos premios de todo tipo, y sorprende por sus fantásticas prestaciones y moderna tecnología. Recordemos que cuenta con un motor V8 de 570 cv y un cambio F1 de siete velocidades de doble embrague, que sólo pesa 1.380 kilos y que es capaz de alcanzar los 325 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos.
Más rápido todavía es el 599 GTO, del que sólo se van a fabricar 599 unidades. Esta serie espacial nace con el privilegio de haber marcado el récord para un coche de calle en el circuito de Fiorano (1’24’’), y viene animado por un V12 de 670 cv, motor que le permite llegar a 335 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 3,35 segundos. Pesa 1.495 kilos.
Y del California, como es un coche ya más conocido, lo que va a hacer Ferrari para la cita es llevar una decoración especial, con una carrocería bicolor que combina la capota dura pintada en negro y el resto de la carrocería en un metalizado “Argento Nurburgring”, con el objeto de recordar a las realizaciones bicolor de las berlinettas de los años 50 y 60. Asimismo la marca del cavallino presentará una genuina lista de accesorios, como unas llantas de 20 pulgadas terminadas en titanio negro mate entre otras cosas.
Finalmente, una larga lista de ejemplares de todas las épocas se pondrán contemplar este fin de semana en Goodwood, entre los que sobresale un 250 TR del 59 similar a aquel 250 TR del 57 que alcanzó la cotización de 9 millones de euros. Tampoco pasarán desapercibidos los 375 MM Berlinetta de 1953 de la carrera Panamericana, el 246 Dino de 1959, el 158 de 1964 de Grand Prix, el 365 GTB/4 Daytona o el moderno F430 de las actuales carreras de GT.