Ferrari desvelará en Ginebra el nuevo California T, un descapotable de 560 CV

0

El motor es un turbo nuevo de 8 cilindros que, por primera vez, carece de retardo, lo que hace que la respuesta sea instantánea, según la marca.

Con 3.855 c.c e inyección directa, el motor va montado en el chasis en una posición muy baja, en la parte central delantera, y produce 560 CV a 7500 rpm.

Su potencia específica es de 145 CV/litro (la más elevada de su categoría, afirma Ferrari) y tiene un par motor máximo de 755 Nm.

El California T acelera de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y, al igual que en el modelo de Fórmula 1 de esta temporada, se utiliza el turbo para reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

En comparación con el modelo anterior, el consumo de combustible se ha reducido alrededor de un 15 % -a pesar de tener 70 CV más y un 49 % más de par- y las emisiones hasta los 250 g/km en ciclo combinado.

También hereda de la Fórmula Uno las turbinas compactas de mínima inercia tipo Twin-Scroll para mejorar la aceleración.

La marca resalta además que, para que posea el típico sonido Ferrari, se han aplicado técnicas especiales a la hora de fabricar componentes clave, como el cigüeñal flat-plane, el colector de escape de tres tubos y el contenedor turbo.

Para reducir el balanceo y el cabeceo y tener una conducción más precisa el coche está equipado con una nueva caja de cambios y un nuevo sistema de suspensión (muelles y amortiguadores Magnaride de última generación, que responden un 50 % más rápido, combinados con acelerómetros de movimiento de la carrocería).

El California T además incluye la última evolución del sistema de control de tracción F1-Trac para obtener una aceleración máxima al salir de las curvas.

Monta frenos carbocerámicos CCM3 y están integrados con el sistema ESP 8.0 premium, que controla el ABS de alto rendimiento y consigue pasar de 100 a 0 km/h con una distancia de frenado de 34 metros.

El techo duro plegable se recoge en unos 14 segundos, lo que permite transformar a este coupé (2+2) en un descapotable.

La línea lateral del California T se ha inspirado en el Testa Rossa 250 y la del alerón frontal se prolonga hacia la parte trasera, que lleva un difusor de triple banda.

En la consola destacan el volante Ferrari con controles integrados y la pantalla TPE (Turbo Performance Engineer) de 6,5 pulgadas.

Los dos colores elegidos son Rosso California (rojo inspirado en los Ferrari clásicos) y el Blu California.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.