Ferrari desvela las primeras imágenes del 458 Spider, primicia en Fráncfort:

Agencia EFE24 ago 2011
Ferrari ha desvelado las primeras imágenes del 458 Spider, la primera berlinetta del mundo con motor central trasero y techo duro abatible, que será la primicia del fabricante italiano en el Salón del Automóvil de Fráncfort, el próximo mes de septiembre.

El nuevo 458 Spider se une al 458 Italia para ampliar la gama de los Ferrari con motor V8 central trasero, y ofrece las mismas soluciones tecnológicas, manejabilidad y prestaciones, en una configuración descapotable, equipada con un techo duro completamente abatible patentado por Ferrari.

El 458 Spider está propulsado por un motor V8 atmosférico de Ferrari, con 4.5 litros e inyección directa, galardonado Motor Internacional del Año 2011 por su ingeniería en manejabilidad, prestaciones, economía y refinamiento.

Con 4,52 metros de longitud, este 458 Spider ofrece una potencia de 570 CV, capaces de lanzar el coche a una velocidad máxima de 320 km/h, con un consumo medio de carburante de 11,8 litros y unas emisiones de CO2 de 275 gramos por kilómetro.

La potencia se transfiere a la carretera por medio de la transmisión Ferrari F1 de doble embrague, una sistema con levas en el volante líder en su categoría, y a través del sofisticado E-Diff, integrado con el control de tracción F1-Trac y el ABS de altas prestaciones.

Algunos de los elementos del coche, como el mapa del pedal del acelerador o la amortiguación de la suspensión multibrazo han sido calibrados para obtener máxima deportividad y placer de conducción con el techo abierto, en línea con la tradición spider de Maranello.

El sonido del motor ha sido afinado para asegurar que los ocupantes del vehículo viaje confortablemente con el coche descubierto.

La solución adoptada para el 458 Spider de un techo duro hecho todo en aluminio ofrece grandes ventajas sobre la tradicional capota de lona, incluyendo una reducción de 25 kilos en el peso y un tiempo de plegado o montaje de 14 segundos.

El techo duro, integrado en el estilo del coche, ha sido diseñado para encajar por delante del vano motor, sin comprometer la aerodinámica ni las prestaciones del vehículo. El pequeño espacio necesario para alojar el techo ha permitido a los diseñadores incluir una espaciosa plataforma trasera, por detrás de los asientos, para el equipaje.

La parte posterior del coche se caracteriza por unas formas diseñadas para optimizar el flujo de aire hacia las tomas del motor y hacia los radiadores de aceite de la caja de cambios y el embrague.

Para obtener el máximo confort mientras se conduce descapotado, el 458 Spider lleva un cortavientos de gran tamaño y ajuste eléctrico.

El diseño ha sido perfeccionado para reducir y esparcir el aire en el habitáculo, de forma que se pueda mantener una conversación normal incluso a velocidades por encima de los 200 km/h.

Igualmente, las nuevas soluciones técnicas adoptadas para el chasis garantizan idénticos niveles de rigidez estructural con el techo puesto o quitado.