Ferrari California HELE: Ecología y personalización

a fondo Ferrari California HELE 1
Enrique Marco28 oct 2010
Alta emoción, bajas emisiones. Esta es la traducción del lema que Ferrari utiliza para bautizar al California HELE (High Emotions Low Emissions).
Alta emoción, bajas emisiones. Esta es la traducción del lema que Ferrari utiliza para bautizar al California HELE (High Emotion Low Emissions). Se trata de una operación que lleva consigo varios ajustes y la introducción del sistema de arranque y parada Start/Stop para reducir las emisiones contaminantes. Y junto a esta nueva medida ecológica, la firma del cavallino aprovecha el momento para lanzar un nuevo programa de personalización, con el que pretende que haya un Ferrari para cada ferrarista. Lo cierto es que resulta muy entretenido pasarse por la sección California de la web oficial de Ferrari y configurar el coche o ver el vídeo de la personalización. Muy recomendable este site para los Ferraristas.
Comenzando por las medidas para bajar las emisiones, destaca la introducción del sistema Start/Stop. Ferrari dice que en la operación de apagar o encender el motor sólo emplea 230 milisegundos, por lo que en ningún momento esto puede perjudicar al placer de conducción o a la hora de realizar salidas fulgurantes. Al mismo tiempo se ha puesto a punto la caja de cambios automática de siete velocidades para adaptarse a la forma de conducir del piloto y optimizar así el consumo. Finalmente, el funcionamiento de algunos elementos periféricos (ventilador, compresor del aire acondicionado y gestión de la bomba de combustible) se han retocado para minimizar el consumo. Así las cosas la cifra oficial de CO2 ha bajado de 299 a 270 g/km; lo cual, en principio, no nos parece un avance espectacular. Lo raro es que en el comunicado Ferrari tampoco ha modificado la cifra de consumo medio oficial que ya arrojó el California en su presentación (13,1 l/100 km); pero a buen seguro, en ciudad, el consumo del California HELE descenderá sensiblemente respecto al actual California.
Técnicamente ya no hay más cambios en esta versión HELE, la cual mantiene los registros de 4 segundos en aceleración de 0 a 100 km/h y de 310 km/h de velocidad máxima. Recordemos que este modelo que inició sus ventas en enero de 2009 es el primer cabrio con techo duro de Ferrari, además de presentar innovaciones como la caja de cambios de doble embrague o la inyección directa de gasolina en su motor 4.3 V8 de 460 cv. Mide 4,56 metros (4 cm más de largo que el 458 Italia) y además se presenta como un 2+2 plazas con maletero de 340 litros de capacidad. Es, por tanto, el Ferrari más racional, además de resultar el más barato, pues cuesta 200.000 euros. De hecho, en España, de enero a septiembre de 2010 ya se han matriculado 24 unidades, dos menos que del 458 Italia; modelos estos que acaparan casi la totalidad de las ventas de la casa del cavallino.
Vayamos ahora a las nuevas posibilidades de personalización. Hasta 16 colores de carrocería, posibilidad de utilizar pintura de tres capas y de combinar dos colores de carrocería (uno para el techo duro y otro para el resto del coche). Lo cierto es que en el vídeo que aparece en el site que antes recomendábamos visitar se pueden ver estas preciosas combinaciones cromáticas, como la de amarillo/negro, blanco/azul claro o gris/azul oscuro entre otras. Del mismo modo, los diversos tipos de llantas de 19 y 20 pulgadas, las numerosas combinaciones de tipos de asientos y colores de tapicería, las posibles terminaciones en fibra de carbono o los elementos como la cámara del parking trasero dan al California unas posibilidades amplísimas.
En definitiva, un modelo que se vuelve más ecológico y más personalizable. La mejora de emisiones o consumos no es mucha, pero es que Ferrari no se podía permitir la torpeza de descafeinar el carácter de este modelo con medidas muy restrictivas, y, por lo visto en esta versión HELE, no se ha perdido ni un ápice de la deportividad que caracteriza al California y a todos los modelos de la marca. Y en cuanto a lo de la personalización, muy pocos podrán meterse en el simulador para finalmente comprar el coche, pero como soñar es gratis