Ferrari 612 por Novitec Rosso: El último resucitar de un mito

a fondo Ferrari 612 por Novitec Rosso 1
Raúl Toledano10 jun 2010
Una preparación discreta. El preparador alemán Novitec Rosso, todo un experto a la hora de ‘maquear’ las máquinas del cavallino rampante, mete el bisturí al Ferrari 612 Scaglietti
Una preparación discreta. Pincel por brocha gorda. El caso es que el preparador alemán Novitec Rosso, todo un experto a la hora de maquear las máquinas del cavallino rampante, mete el bisturí al Ferrari 612 Scaglietti, que, con siete años de vida, ha sido la gran apuesta comercial de la firma italiana en esta década. Desde distintos foros se especula con la posibilidad de que este pura sangra, más fácil de ver en circuitos de competición que en carreteras convencionales, ha podido sufrir su último retoque: un broche de oro para resucitar al mito que nació en honor al carrocero Sergio Scaglietti, el chico de Módena que miraba, ya hace más de medio siglo atrás, con lágrimas de emoción a sus niños, a los Ferrari que preparaba con el alma de un escultor y la exactitud de un científico.
Como viene siendo la tónica habitual cuando Novitec Rosso se remanga ante un Ferrari, los cambios han sido leves, sin grandes arabescos, como ya ocurrió en el Ferrari California. En esta ocasión, la empresa teutona ha trabajado sobre este 2+2 en dos aspectos: la aerodinámica y la sobrealimentación del V12 que incorpora en sus entrañas. Empezando por esto último, la potencia máxima del bicho se incrementa de los 540 a 564 cv, además de crecer el par máximo, con 609 Nm a 5.300 rpm. Estas mejoras se deben a los retoques en la centralita del motor de 5,7 litros de cilindrada. Con todas estas optimizaciones, el 612 Scaglietti acelera todavía más rápido (de 4,2 a 3,9 segundos de 0-100 km/h) y alcanza una velocidad punta que te pega sin remedio contra el asiento de cuero de la unidad: ¡325 km/h!, cuando antes era de 315 km/h.
Los cambios más importantes en la figura de este Ferrari lo sufren sus ópticas. Los clásicos faros de Ferrari dan paso a unos nuevos de tono negro, similar al de la carrocería. Además, si miramos al 612 por detrás, nos encontraremos con unas nuevas salidas de escape realizadas en acero inoxidable. Lateralmente, admiramos el aumento de tamaño de unas llantas de aleación de nuevo cuño (de 20 delante; 21 detrás), siempre fundamental en una preparación: cinco radios dobles que contrastan a la perfección con los frenos de carbono en color amarillo. Sus neumáticos tienen unas medidas de 275/30 en el eje delantero y 355/25 en el trasero.
Si nos introducimos en la cabina de este misil, los cambios no son ni muy numerosos ni muy llamativos. Destacan, por ejemplo, los nuevos detalles de personalización para el volante, el salpicadero, el guarnecido de las puertas y los asientos, que, según Novitec, están situados en una posición más cercana al suelo y mejoran notablemente el agarre lateral del cuerpo. El sustituto del célebre 456M mide casi cinco metros, 4.902 mm, y su distancia entre ejes es de 2.950 mm, ofreciendo una capacidad de maletero de 240 litros.