Ferrari 458 Spider: Techo duro para el último cavallino

a fondo Ferrari 458 Spider 1
Raúl Toledano24 ago 2011
Con la celebración del Salón de Frankfurt en septiembre, Ferrari anticipa su 458 Spider, el descapotable que deriva del 458 Italia, nacido en 2009, con idéntico motor y un techo retráctil rígido que se cierra o abre en 14 segundos
Novedad
La firma de Maranello destapó su deseado y último secreto y por cierto, no el mejor guardado: ya se filtraron fotos y datos hace unas semanas- de fábrica de producción en serie: el 458 Spider, el descapotable de techo rígido retráctil que deriva del deportivo de mismo nombre, con el que comparte toda su extraordinaria genética deportiva, prestaciones de infarto y diseño provocativo. Impulsado por idéntico motor V8 de 4.5 litros de cilindrada de inyección directa que el modelo cerrado, el Spider definitivamente se decanta por una capota dura era la gran cuestión a resolver, mientras que habrá que esperar a septiembre, al Salón de Frankfurt, para conocer su precio de mercado- y no el clásico cierre de lona, como hasta la fecha ocurría con toda la división Spider de la casa. En 14 segundos, de coupé a descapotable, y viceversa. Dentro de tres semanas se admitirán ya pedidos, que serán entregados a primeros de 2012.

Este gigante de tecnología y eficacia dinámica es el sustituto del longevo F430 Spider de techo de lona, vigente desde 2004, con el que ya poco tiene que ver. Al igual que el 458 cerrado, presentado mundialmente en el Salón de Frankfurt 2009, Ferrari ha elegido la feria de la automoción alemana para mostrar su último Spider, un biplaza -de 4,53 m de largo, 1,94 m de ancho y 1,21 m de alto- que comparte buena parte de los elementos de su estructura de techo íntegramente realizada en aluminio con el California, el descapotable de cuatro plazas de la casa italiana. Basculando sobre dos ejes fijados en el montante trasero, el techo del 458 Spider mejora la insonorización del coche cuando está cerrado, optimiza su asilamiento respecto al viento cuando está abierto y reduce el peso final de la unidad en 25 kilos respecto a su antecesor, según reza la nota de prensa del fabricante.Poco o nada le vincula a su antecesor, el F430 Spider
Ahondando más en la validez del sistema, Ferrari asegura que, gracias a un deflector aerodinámico de cristal y accionamiento eléctrico, se reducen las turbulencias y ruidos en cabina cuando se viaja descapotado, permitiendo volar a más de 200 km/h con un índice de confort sumamente elevado. Se trata, en definitiva, de una serie de aditamentos estéticos, la mayoría concentrados en la parte posterior, para obtener una sensible ganancia aerodinámica a la altura de las tomas de refrigeración del motor central.

a fondo Ferrari 458 Spider 2

"Revisados chasis, suspensiones, pedal del acelerador y sonido de escape"Este 458 Italia Spider se diferencia también de su modelo matriz en las especificaciones que ha sufrido su chasis, refuerzos para garantizar la rigidez estructural tanto si viajamos a cielo abierto como si plegamos el techo. De esta manera, se han revisado también las calibraciones del pedal del acelerador, la amortiguación de la suspensión multibrazo y el sonido de escape, acorde con las necesidades de comodidad a bordo si circulamos descapotados.Revisados chasis, suspensiones, pedal del acelerador y sonido de escape
En lo que no se diferencia nada este Spider del 458 Italia es en el propulsor que le da vida: un V8 de 4.5 litros de cilindrada de inyección directa que desarrolla 570 cv de potencia en el corte máximo de inyección del régimen motor, a 9.000 rpm, esto es, 80 cv extras respecto al F430 Spider, a lo que hay que sumar unas mejoras sustanciales, tanto en ahorro de combustible, ahora de 11,8 l/100 km en ciclo mixto homologado, como en eficiencia medioambiental, con unos respetables 275 g/km de CO2 emitidos, por los 420 g/km de su antecesor. Con su hermano cerrado también comparte soluciones técnicas inspiradas en la división de competición de la marca: transmisión Ferrari F1 de doble embrague con levas al volante y diferencial trasero eléctronico E-Diff, control de tracción F1-Trac y ABS de altas prestaciones. En total, este descapotable, que tendrá como rivales más directos el Lamborghini Gallardo Cabrio y el Porsche 911 Cabrio, nos deslumbra con una velocidad punta de 320 km/h y una aceleración de 0-100 km/h de 3,4 segundos en su variante más radical, la que calza unos neumáticos Pirelli P Zero 235/35 con llantas de aluminio forjado y monta unos asientos deportivos especiales, para adelgazar más a la criatura hasta unos increíbles 1.430 kg (de serie, serán más, unos 1.600 kg).