Ferrari 458 Challenge: Un lujo de competición

a fondo Ferrari 458 Challenge 1
Enrique Marco03 dic 2010
Para los diferentes Trofeos Ferrari 2011 la estrella será el nuevo 458 Challenge, un bólido de competición derivado del 458 Italia que se presenta este fin de semana en el 35º Motor Show de Bolonia.
Con su actuación en las finales mundiales que Ferrari celebró en Valencia el pasado fin de semana, los F430 Challenge dicen adiós a las copas monomarca de la firma del cavallino. Para los diferentes trofeos 2011 la estrella será otra y, cómo no, deriva del nuevo 458 Italia de calle y se llama 458 Challenge. Su presentación tiene lugar este fin de semana en el 35º Motor Show de Bolonia, y sin duda se ha convertido en uno de los atractivos de la muestra italiana, mostrando en sus laterales el número 5, dorsal que llevará Fernando Alonso en su F1 la próxima temporada. Según sus responsables técnicos, el nuevo bólido ya ha rodado en el circuito de Fiorano marcando un tiempo de 1’16.5’’, registro que le hace dos segundos más rápido que el anterior F430 de la copa.
Con el nuevo Ferrrai 458 Challenge se podrá participar en los diferentes campeonatos Ferrari de 2011. Destaca la copa europea, que tras recorrer prestigiosos trazados alemanes, franceses o italianos celebra su fin de fiesta en Valencia. También es muy seguido el Trofeo Pirelli italiano, así como la copa Ferrari norteamericana. Además, tras 18 años organizando copas monomarca, Ferrari abre fronteras y podrá en marcha esta nueva temporada las “Asia-Pacífico Series”. Correr con un bólido como este no está al alcance de cualquiera, y más que una fórmula de proyección deportiva se trata de un placer para “gentleman-drivers” que no tienen apreturas económicas. En España, en cuanto a copas monomarca, nos tenemos que conformar con ofertas no tan glamourosas, aunque no por ello menos divertidas, como son la Clio Cup o Mini Challenge.
Eso sí, además de las competiciones exclusivas de la marca, también podremos ver algún Ferrari 458 Challenge compitiendo en campeonatos GT frente a las versiones de competición de los deportivos más afamados: Mercedes SLS AMG GT3, BMW Z4 GT3, Audi R8 LMS, Lamborghini Super Trofeo o Porsche 911 GT3 Cup.
Tiene el mismo motor V8 de 4.499 cc y 570 cv que el coche de calle; pues por potencia es obvio que tiene más que suficiente. La preparación se efectúa en todo lo demás, y se han modificado tanto la caja de cambios, como los controles electrónicos de ayuda a la conducción, las suspensiones (50 mm más bajas y mucho más duras) o los frenos (que son cerámicos, como en el 599 GTO). Otros puntos importantes en la preparación han sido la reducción de peso con la introducción de materiales ligeros y los neumáticos slick de la marca Pirelli montados sobre unas nuevas llantas de 19 pulgadas y tuerca central. Finalmente, decir que a través del manettino el piloto podrá seleccionar diferentes modos de conducción dependiendo del agarre de la pista.Vamos, todo un lujo de bólido de competición ¡quien fuera rico!