Ferrari 250 GTO: El coche más caro de la historia

portadasubastaferrari_4e944d52b0ebb8114fbf47634.jpg
Raúl Toledano06 jun 2012
28 millones de euros se han pagado por un Ferrari 250 GTO de color verde manzana, récord absoluto que le corona como el coche más caro de todos los tiempos en una subasta, desbancando a otro 250 GTO de color negro
Considerado por muchos mitómanos como el mejor deportivo de todos los tiempos, el Ferrari 250 GTO, del que entre 1962 y 1964 salieron de fábrica únicamente 36 unidades, es uno de los automóviles más codiciados en las subastas más distinguidas del planeta. Su diseño, sus prestaciones y la escasez de ejemplares existentes son factores determinantes para que, en esta ocasión, se hayan pagado 35 millones de dólares (unos 28 millones de euros), cifra récord hasta la fecha y que le vale el título honorífico de coche más caro de todos los tiempos.
Además, este Ferrari 250 GTO de 1962 tenía algunas particularidades como, su color verde manzana (por el tradicional rojo), el volante a la derecha y fundamentalmente que fue creado en exclusiva para Stirling Moss, piloto británico ganador en 1955 de la Mille Miglia, una factor este último determinante para que su nuevo poseedor, el coleccionista y magnate de las telecomunicaciones estadounidense Craig McCaw, pagase los 35 millones de dólares, cifra que sirvió para derribar el anterior récord, fechado a principios de 2012 con otro 250 GTO, de color negro, por el que se desembolsaron 32 millones de dólares.El anterior récord estaba en posesión de otro Ferrari 250 GTO por el que se pagaron 32 millones de dólares
Los grandes Ferrari de todos los tiempos, como el 250 Testa Rosa ganador de Las 24 Horas de Le Mans en 1958, han estado muy presentes en este tipo de listas, con alguna salvedad como la de un Bugatti 57SC Atlántico de 1936. Pero desde la década de los 80 este 250 GTO está en todas las listas de coches más codiciados y exclusivos del planeta.
Bordado el nombre de Moss en el asiento del piloto, McCaw añade a su colección de aviones, coches y barcos, este deportivo Ferrari 250 GTO, con un colosal motor V12 de 3.000 centímetros cúbicos y 300 cv de potencia máxima, la última joya de la corona.