Fallecen 57 personas en las carreteras durante la operación de Navidad:

Fallecen 57 personas en las carreteras durante la operación de Navidad 1
Agencia EFE07 ene 2013
Cincuenta y siete personas han fallecido en accidentes en las carreteras durante la operación de Navidad -que concluye hoy a las 24.00 horas-, lo que supone un aumento respecto al año anterior, cuando perdieron la vida 54, según han informado a Efe fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT).

La DGT puso en marcha el pasado 21 de diciembre, a las 15.00 horas, la operación especial por las fiestas navideñas, durante las que se han registrado en torno a 16 millones de desplazamientos.

Esta operación, como en años anteriores, se ha desarrollado en función de las fechas claves en tres fases: Navidad, Año Nuevo y Reyes.

Desde el inicio de la misma, se han contabilizado 53 accidentes mortales, en los que han perdido la vida 57 personas, 23 han resultado heridas graves y 17 con carácter leve.

En lo que va de esta última fase correspondiente a la festividad de los Reyes Magos, desde el pasado viernes y hasta hoy a las 20.00 horas, han fallecido nueve personas -un motorista, entre ellas- en otros tantos accidentes mortales y otra ha resultado herida de manera grave.

Respecto al estado de las carreteras, las principales complicaciones han tenido lugar en la provincia de Barcelona, donde a última hora de la tarde había retenciones en la capital en la B-10 hacia el Nudo de la Trinidad y en la AP-7, a la altura de la localidad de Montmeló, en sentido hacia la Ciudad Condal.

Según la DGT, ha habido también problemas de circulación en Barcelona en la A-2, en la localidad de Sant Joan Despí, en la B-30, en Barberá y Cerdanyola del Vallés, y en la C-31, en Hospitalet de Llobregat.

El tráfico ha sido difícil en algunas carreteras de Tarragona, específicamente en la T-11, a la altura de Reus en sentido norte, y en la N-340 a la altura de El Perelló.

Además, ha habido complicaciones en Valencia, en la V-30 en Quart de Poblet hacia la A-7, y en Castellón de la Plana, en la AP-7 en dirección Tarragona.

Durante esta tarde en la Comunidad de Madrid se ha registrado tráfico lento en la A-5, a la altura de Móstoles en dirección hacia la capital, en tanto que se han producido asimismo retenciones en Sevilla en la A-66 en la localidad de Guillena.

A lo largo de estas fiestas navideñas, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha intensificado los controles de velocidad y alcoholemia para prevenir accidentes.

Se han instalado carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria, a la vez que se han paralizado las obras que se realizan en la red y que afectan a la circulación y se han restringido la circulación de vehículos de transporte.

Aproximadamente 10.000 agentes de la Guardia Civil han participado en esta operación, de la que han formado parte también 600 funcionarios y personal técnico especializado de los centros de gestión de tráfico.

En ella han intervenido más de 13.000 empleados de las empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencias, tanto sanitarios como bomberos.

Las segundas residencias, áreas de grandes centros comerciales, zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno y espacios de atracción turística invernal han sido los principales puntos de destino durante estas fechas navideñas.

El accidente más grave se produjo en Castilblanco (Badajoz), en el que perdieron la vida un matrimonio y su hijo de 14 años, que iban a pasar la Nochevieja al municipio próximo de Herrera del Duque con unos familiares, tras empotrarse el coche en el que viajaban contra la entrada de una alcantarilla de cemento.