Fabricantes de automóviles pierden miles de vehículos nuevos por Sandy:

Fabricantes de automóviles pierden miles de vehículos nuevos por Sandy 1
Agencia EFE09 nov 2012
Los principales fabricantes de automóviles están todavía contando los vehículos nuevos perdidos a consecuencia del paso de la tormenta Sandy por el noreste de Estados Unidos, aunque el daño se calcula ya en miles de unidades.

Uno de los fabricantes más afectados, en proporción al tamaño de su producción, fue Fisker, la compañía especializada en producir automóviles eléctricos de la gama alta.

Fisker perdió 320 unidades de su modelo Karma que esperaban en un puerto de Nueva Jersey para ser transportados cuando el huracán Sandy tocó tierra en las costas del estado.

La mayoría de los Karma resultaron dañados por las aguas que inundaron el aparcamiento en el que esperaban. Al menos 16 vehículos se incendiaron cuando un automóvil sufrió un cortocircuito.

Fisker estimó el coste total de las pérdidas en 32 millones de dólares y advirtió a los consumidores de que en el corto plazo puede haber una carencia de determinados colores y equipamiento en el mercado como consecuencia de la destrucción de los 320 vehículos.

Medios de comunicación locales señalaron que Toyota también perdió unos 4.500 vehículos en el mismo puerto a consecuencia del daño causado por el agua y el viento del huracán Sandy.

Nissan estimó que Sandy causó la pérdida de unos 6.000 de sus vehículos.

En total, se estima que los fabricantes de automóviles han perdido alrededor de 15.000 vehículos nuevos tras el paso de Sandy aunque la destrucción no supondrá pérdidas para las compañías porque todos las unidades estaban aseguradas.

Pero esta cifra es la punta del iceberg, pues la Asociación Nacional de Concesionario de Automóviles de Estados Unidos (NADA, por sus siglas en inglés) cifró en 200.000 el número de vehículos dañados o destruidos por el paso de Sandy, una proyección que se mira en la experiencia del huracán Katrina en Nueva Orleans.

Las pérdidas pueden impulsar en los próximos meses las ventas de automóviles en la región, dada la necesidad de decenas de miles de conductores de reemplazar sus vehículos.

La mayoría de los fabricantes de automóviles ya han puesto en marcha programas para facilitar el pago de mensualidades a los propietarios de vehículos afectados por Sandy.

NADA también advirtió de que muchos de los automóviles dañados por el agua aparecerán antes o después en el mercado de venta de vehículos usados sin que los vendedores revelen su pasado.