FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional:

Diego Zotes25 ago 2000
Inicio
La funcionalidad más racional

Estas dos versiones del Skoda Fabia, una diesel -1.9 SDi- y otra de gasolina -1.4 MPi-, con el mismo nivel de equipamiento (Confort) y casi igual potencia, junto a una buena relación calidad/precio para un polivalente que casi se "sale" de su segmento, compiten tanto con sus rivales como con los compactos de poco más de 4 metros.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 1

Tras el éxito europeo de los Felicia y Octavia, Skoda refuerza con el Fabia su imagen de marca buscando un volumen de ventas que le permita llegar al medio millón de unidades anuales y convertirse así en un constructor generalista de hecho y de derecho. Con una gama aún nuclear (sólo tres modelos), Skoda busca con el Fabia atacar dos segmentos a la vez, con un coche de gran habitabilidad, confort y equipamiento, destacando además por su seguridad y tecnología, con una oferta motriz muy variada para cubrir desde el espectro de clientela más modesto al más exigente.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 2

El Fabia se orienta hacia un nuevo perfil de cliente, hasta ahora escéptico con la marca checa, para demostrar el nivel de calidad logrado desde que pasó a formar parte del grupo Volkswagen. Nivel respaldado por éste, al estrenar en el Fabia la nueva plataforma AO, que incorporarán también los futuros Seat Ibiza y VW Polo.
Diseño
Formato atípico

Esta plataforma, de 2,46 m de batalla (6 cm más que el Polo y sólo 2 más que el Ibiza) sigue tirando a corta para un coche de casi 4 m de largo, dentro de la tradición VW, bastante rácana en este aspecto (no hay más que ver los sólo 2,51 m de su plataforma media, la de los Golf/A3/Toledo/Octavia). Pero al menos permite ya un buen aprovechamiento de la carrocería, que crece hasta los 3,96 m de largo (8 cm más que el Felicia), cumpliendo mejor la fórmula 5 puertas bajo un diseño clásico y sencillo, pero elegante, del que se excluyen las versiones tres puertas (más deportivas) aunque no la familiar (Combi) ni un tres volúmenes de 4 puertas, que llegarán más adelante.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 3

Hoy por hoy, con su 1,65 m de ancho y 1,45 de alto, el Fabia es un polivalente atípico con sus casi 4 m de largo, que nos devuelve al arquetipo de los primitivos compactos de dos volúmenes, más grande y amplio que el primer VW Golf y casi igual que el segundo, a caballo entre los actuales segmentos B y C, por encima de los Opel Corsa, Seat Ibiza, Peugeot 206 pero por debajo del Opel Astra o del actual Golf, y empatado prácticamente con los compactos más pequeños del mercado (Rover 25 y Peugeot 306 dos volúmenes). De estética contundente y maciza, el Fabia ofrece una imagen sólida y de calidad. Bastante cúbico, posee pese a ello un buen coeficiente aerodinámico (Cx entre 0,33 y 0,34), con su parrilla cuadrada que encarna la nueva identidad de la marca, con el borde cromado, que remata un capó adornado por dos nervaduras que la enmarcan, junto a los faros trapezoidales de efecto "joya".

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 4

Los parachoques, a juego con la carrocería, enrasan cuidadosamente con ésta, integrando el delantero una amplia toma de aire en cuyos extremos se sitúan los faros antiniebla (de serie en este nivel Comfort). Una cintura más bien alta en suave cuña y unas finas molduras protectoras dejan mucha chapa a la vista, tanto delante como detrás, permitiendo apreciar la mínima holgura de ajustes en puertas y capó. Detrás el portón, enmarcado por unos grupos ópticos que resaltan su anchura, permite un buen acceso al maletero, con el plano de carga al nivel del paragolpes, bajo el que se aloja la rueda de repuesto, normal y no de emergencia.
Habitabilidad
Habitabilidad y acabado: sus puntos fuertes

Con el mismo acabado Comfort tanto el 1.4 MPI (siglas que deben significar Multipoint Injection -inyección multipunto-, como si no lo fueran ya todos los motores de gasolina) como el 1.9 SDi ofrecen idéntica habitabilidad, con 1,38 m de anchura delantera (y 0,98 m de alto) y 1,39 m detrás (con 0,95 m de alto), unas cotas de lo mejorcito del segmento B (incluso 2 cm más ancho detrás que el Fiat Punto, con su misma batalla) a las que además se añade el mayor espacio trasero para piernas de su clase. Ello permite alojar aceptablemente tres plazas en la banqueta trasera (abatible asimétricamente), al menos al mismo nivel que en los compactos de la teórica categoría inmediata superior, aunque lo ideal sean dos plazas, como lo marca el número de reposacabezas.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 5

El maletero es el que sufre las consecuencias del amplio habitáculo, sacrificando su capacidad (10 litros oficiales menos que el Felicia), aunque con 260 litros -que vienen a ser unos 280 reales- sigue siendo bastante aceptable, llegando a más de mil con el asiento trasero plegado. El interior es típicamente germánico, y algo soso quizá, donde la calidad y el buen ajuste priman sobre la estética, manteniendo deliberadamente el estilo más conservador del grupo VAG, para marcar así la distinta vocación de cada marca del mismo, escalonadas desde la más popular -Skoda- a la más elitista -Audi-con Seat y VW en el centro, una más latina y deportiva, y la otra más nórdica y seria. Pero no nos engañemos, con la misma tecnología detrás de cada una. Y para quienes no se dejen impresionar por el logotipo, el Skoda Fabia la ofrece al mejor precio.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 6

El acabado interior bitono (en tapicería y salpicadero) en gris del nivel Comfort resulta incluso más discreto y elegante que el beige del nivel superior (Elegance), de mejor calidad y tacto en la zona superior del salpicadero frente al plástico más claro y duro de la inferior. El cuadro es muy sobrio, pero de fácil lectura, y los asientos son suficientemente envolventes y con una buena banqueta, aunque pecan de un excesivo apoyo lumbar (no regulable) y de unas prominentes manillas de ajuste longitudinal. El puesto de conducción no admite crítica, con el asiento y el volante regulables en altura y este último también en profundidad, disponiendo además de un práctico apoyapié izquierdo.
Y en cuanto a funcionalidad, ambos Fabia ofrecen detalles prácticos y originales, como la guantera de doble piso (la segunda bajo la primera), refrigerada en caso de montar el aire acondicionado opcional, además de la miniguantera (con tapa) en el lado del conductor, la bandeja bajo el asiento del acompañante, bolsas en los respaldos, portaobjetos en puertas y consola central, etc.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 7

Motores
Motores: No tan distintos
.- En la mecánica tenemos la diferencia principal entre estas dos versiones hermanas. El 1.4 MPI es la última evolución del veterano motor Skoda de toda la vida, apto ya para cumplir la normativa Euro 4, que sube su cilindrada a 1.397 cc (a base de alargar la carrera de 72 mm del Felicia a 78 mm, manteniendo invariable el diámetro de 75,5 mm).

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 8

Realizado como siempre todo en aluminio, mantiene su arquitectura tradicional de 8 válvulas en línea, movidas por árbol de levas lateral, accionado por cadena, a través de varillas y balancines, y con cigüeñal de sólo tres apoyos en vez de cinco. Da 68 CV (los mismos del Felicia 1.3 GLXi) pero ahora a sólo 5.000 rpm, con un par máximo de 12,2 mkg a 2.500 rpm. Por su parte, el 1.9 SDi es el conocido cuatro cilindros diesel de carrera ultralarga (79,5 x 95,5 mm) del grupo VAG, con sus 1.896 cc alimentados por inyección directa por bomba rotativa, aquí en versión atmosférica (sin turbocompresor).

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 9

Ahora Skoda declara 64 CV (antes 68 CV) a 4.000 rpm (antes 4.200), aunque el motor sigue siendo el mismo (en realidad da casi 70 CV) con un par máximo de 12,7 mkg constantes entre 1.600 y 2.200 rpm (antes 13,6 a 2.200 rpm). Se ha primado un poco más la elasticidad y la antipolución, en función de la norma Euro 4, pero el resultado final sigue siendo un motor muy elástico, más que el 1.4 MPI, aunque las prestaciones sean muy parecidas en los dos (ambos hacen los 160 km/h y aceleran en el km desde parado en torno a los 38 segundos). Unas cifras honestas a la vista de sus pesos (1.075 kg el 1.4 MPI y 1.130 el 1.9 SDi) y desarrollos, largos en los dos, como lo demuestra que en 5ª alcancen su velocidad máxima a 250 rpm por debajo del régimen de potencia máxima (1.4 MPI) y a casi 500 rpm (1.9 SDi).
Prestaciones y Consumo
Consumos: ventaja diésel
Donde se notan las diferencias entre ambos es en el consumo, con casi dos litros en promedio de ventaja para el 1.9 SDi, algo cada vez más importante tal y como están los precios de los combustibles. Y eso que el 1.4 MPi no gasta mucho (7,3 litros/100 en promedio). Dos motores pues, muy igualados, con un comportamiento muy voluntarioso en el 1.4 MPi, suave y silencioso a bajo régimen, que empieza a despertarse a partir de las 2.600 rpm, para moverse a gusto hasta las 4.000 rpm, a partir de las cuales ya empieza a sonar más de la cuenta, aunque sube sin problemas hasta las 5.000, girando tan bien a alto régimen como si fuera un multiválvula. Mientras, el 1.9 SDi tampoco es un prodigio a bajo régimen -se nota la falta del turbo- sin empujar de firme hasta las 2.500 rpm, lo que le sitúa casi al mismo nivel que su hermano de gasolina, con un poco más de par pero algo menos de potencia, y con el handicap de ser más ruidoso a medio régimen, sin estirarse de vueltas por arriba como el 1.4 MPi (a las 4.000 rpm se acaba).

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 10

Empate técnico, pues, con ligera ventaja en aceleración y velocidad punta del 1.4 MPi frente a la misma en recuperaciones (no mucho más) del 1.9 SDi. Aunque el equipamiento del Fabia en nivel Comfort es francamente alto, si queremos un nivel realmente de primera habrá que recurrir a las opciones del aire acondicionado, ABS, airbags laterales y retrovisores exteriores por mando eléctrico. Estas opciones incrementan su precio final en 274.000 pesetas, llevando los 1,7 millones del 1.4 MPi y los casi 1,9 del 1.9 SDi al filo de los dos millones para el primero y a 2,16 para el segundo. Para un uso menos intensivo y menos refinado, nos quedamos con el de gasolina. Pero si se trata de mirar principalmente por la economía de consumo, se impone el diesel, ya que las 190.000 pesetas de diferencia se amortizan pronto, en poco más de 40.000 km.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 11

Y para quienes se les queden algo cortas las prestaciones de ambos, queda la alternativa de las dos versiones superiores, el Fabia 1.4 16V en gasolina y el 1.9 TDi turbodiesel, ambos con 101 CV, el primero con su moderna culata de 16 válvulas y el segundo con el motor turbocomprimido (con turbo normal, no de geometría variable) y el sistema de inyección PDE, por conjunto bomba/inyector unitario para cada cilindro. Pero claro, ambos a otro nivel de precio (2.018.000 pesetas el 1.4 16V y 2.198.000 el 1.9 TDi) en el mismo nivel Comfort, que con el equipamiento opcional ya citado se ponen en 2,3 y casi 2,5 millones respectivamente.
Comportamiento
Comportamiento irreprochable
Un empate fáctico que se extiende al comportamiento rutero, idéntico en ambos, refinado y predecible, con unas suspensiones muy cómodas y progresivas, y eso que su tren rodante con llanta 14 y neumáticos 185/60 R 14 (de serie en el nivel Comfort) es un tanto excesivo para sus prestaciones. Con una dirección asistida electrohidráulica y un nuevo eje trasero semitorsional ahora en perfil en U en vez de tubular, ambos Fabia van sobre raíles, con un carácter algo más subvirador (tendencia a desplazar la parte delantera hacia el exterior de la curva) el 1.9 SDi (lógico dado el mayor peso de su mecánica) pese a montar una estabilizadora delantera algo más gruesas (de 19 mm por 18 mm en el 1.4 MPI).

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 12

Lo mejor es el alto grado de absorción de irregularidades del asfalto de los dos coches, y lo peor una amortiguación algo blanda, que reduciría las oscilaciones de carrocería de contar con los tarados de los Fabia más potentes (por ahora, los del 1.4 16V). La dirección electrohidráulica es agradable y precisa, además de rápida (sólo 2,8 vueltas entre topes), asistida por una bomba eléctrica que sólo consume energía en curvas cerradas y maniobras de aparcamiento.

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 13

Los frenos, con discos delanteros ventilados de 256 mm y tambores traseros de 200 mm, son eficaces y de buen tacto, mejor en el diesel que en el gasolina (cuestión de servo, quizá), que exigía pisar el pedal con más decisión, con una correcta resistencia de ambos al trato duro, salvo conducción desmelenada en largos descensos de montaña, harto impropia de este tipo de coches.
Características Técnicas
Características Técnicas

a fondo :: FABIA 1.9 SDI/1.4 MPI: La funcionalidad más racional 14