Estreno europeo del Chevrolet Malibú en Fráncfort:

Agencia EFE23 ago 2011
Chevrolet hará en el Salón del Automóvil de Francfort, el próximo mes de septiembre, el estreno europeo de la berlina Malibú, cuyo estreno mundial se hizo recientemente en presentaciones simultáneas en Estados Unidos y China.

Ese modelo será la iedra angular de la presencia de Chevrolet en el Salón alemán, ya que se trata de un modelo no comercializado hasta ahora en Europa, mercado en el que estará presente en 2012 como buque insignia de la marca.

"El Malibu vendrá para poner la nota final y sumarse a las siete novedades que se lanzan en el año del centenario de Chevrolet", según Wayne Brannon, presidente de Chevrolet Europa, que en un comunicado añade que ese modelo "es la nueva oferta de gama alta de la marca y aporta valor contrastado y calidad al segmento de berlinas medianas europeo".

Con una batalla de 2,737 metros y una vía delantera de 1,577 metros, el nuevo Malibu ofrece un aspecto atlético, con un alerón trasero integrado y una posición cercana al suelo, con un coeficiente aerodinámico próximo al 0.28 del eléctrico Volt.

El diseño exterior incluye la emblemática parrilla doble de Chevrolet, faros delanteros de xenon o de descarga de alta intensidad (HID), grandes logotipos de la pajarita delante y detrás, y nuevos faros traseros dobles de LED inspirados en el Camaro, con llantas de 17 ó 18 pulgadas.

El nuevo Malibu presenta una espaciosa cabina, dotada de detalles metálicos o cromados, suave luz ambiental del panel de instrumentos y de los compartimentos de almacenamiento, y costuras a pespunte en las tpicerías.

El Malibu dispone de numerosas zonas de almacenamiento, entre ellas un cajón de 15 centímetros de fondo al que se accede levantando el frontal de la radio, que presenta una pantalla táctil de siete pulgadas.

Se podrá elegir entre dos motores eficientes y potentes de 4 cilindros. 2.4 gasolina con 169 CV y 2.0 diesel con 164 CV. En Europa, el nuevo Malibu estará disponible con transmisión manual o automática.

Chevrolet destaca la sólida estructura de la carrocería, al ser tan rígida como las mejores del mercado mundial de sedanes medios, y ello permite la máxima precisión y un control del vehículo dinámico.

Otros sistemas que contribuyen al buen rendimiento del Malibu son la dirección, la suspensión frontal McPherson y trasera de eje semi-rígido, y una cuna del motor aislada para impedir la transmisión de ruidos al habitáculo.

Las tecnologías de control del vehículo incluyen frenos antibloqueo de cuatro canales (ABS) con distribución electrónica de frenada (EBD), control electrónico de tracción (TCS), control electrónico de estabilidad para las cuatro esquinas (ESC), sistema de asistencia a la frenada (BAS), control de frenada en curvas y atenuación de frenada hidráulica.

La fabricación del Malibu se llevará a cabo en instalaciones del mundo entero, entre ellas fábricas de Estados Unidos, Corea del Sur y China.