Espíritu de Montjuic 2013: Exito en desarrollo y aceptación

edm_portada_9f1d9f05a177e954b18832f4c.jpg
Enrique Marco16 abr 2013
La tercera edición del Espíritu de Montjuic ha sido todo un éxito, con casi 26.000 asistentes y numerosas concentraciones y carreras celebradas. Este evento para coches clásicos y de competición que se celebra en el circuito de Montmeló se ha consolidado y ya es una cita ineludible para los aficionados a este mundillo.
El mundo de los coches clásicos y de la competición vivió este fin de semana en Montmeló su principal cita anual: la tercera edición del Espíritu de Montjuic. En su tercer año este “classic revival” se han convertido en una gran fiesta para los aficionados a los clásicos y a la competición, pues es el único evento de estas características que se celebra en España. Ya estamos acostumbrados a los diversos salones de clásicos (Madrid y Barcelona principalmente) a algunas carreras para vehículos de épocas pasadas, e incluso habíamos asistido a novedosas citas como el Motor Show Festival o el Motorland Classic Festival; pero lo cierto es que los ingredientes que reúne el Espítitu de Montjuic son únicos.
Para establecer una comparación más fidedigna deberíamos fijarnos en eventos tan prestigiosos como el británico Goodwood Revival, aunque con las lógicas diferencias de magnitud. Aún así, para tratarse de una tercera edición y de un país como España, que no es líder en cultura automovilística, los números del Espíritu de Montjuic celebrado del 12 al 14 de abril han sido dignos de mención: 25.814 asistentes, más de 130 coches de carreras que participaron en competiciones y diversas concentraciones de clubs y asociaciones automovilísticas tan importantes como la de Porsche, que logró reunir en el trazado catalán a 406 coches de la marca de Stuttgart.
Los tres días de actividad en el Circuit de Catalunya dieron mucho de sí, además de contar con una favorable climatología. El paddock de Montmeló prácticamente se quedó pequeño, pues a la numerosa concentración de Porsche (marca que este año celebra el 50º aniversario del 911), se sumaron otros clubs dedicados a Alpine, Ford GT40, Renault 4/4 Seat 1400 y 1500; o motocicletas como las Vespa o las Harley Davidson. Mientras tanto, los puestos de merchandising, y las atracciones de época tales como tiovivos o autos de choque propiciaron el disfrute en familia.

edm_x_dc87512b4a15aedaa2d703813.jpg

Pero aunque el encanto de esta cita radica en la combinación de un ambiente clásico, incluso con música de los años 60 y 70, las carreras en sí fueron el principal foco de atención. Las hubo para todos los gustos, como las de los espectaculares prototipos del Grupo C, los Touring Car pre-66, FIA Masters Historic Sports Car Championship, o el nuevo Trofeo Javier del Arco. No obstante, la Fórmula Uno histórica fue quizá la que más expectación levantó por la importancia histórica de los monoplazas que se pudieron ver, de las marcas Ferrari, McLaren, Brabham, Ligier, Tyrrell o Arrows; además de que uno de los favoritos –y a lo postre ganador de la primera manga- es el español Joaquín Folch. Finalmente, para completar el programa automovilístico, bólidos modernos también se sumaron a la fiesta, como la Porsche Carrera Cup brasileña, con 32 unidades del 911 GT3 inscritas.