España, quinto mercado del mundo de Dacia:

España, quinto mercado del mundo de Dacia 1
Agencia EFE30 jun 2014
España es el quinto mercado del mundo en ventas para la marca automovilística rumana Dacia, del Grupo Renault, por detrás de Francia, Alemania, Argelia y Turquía.

El dato se ha puesto de manifiesto hoy en Madrid, en el acto de clausura del Dacia Tour España, con el que esta firma especializada en berlinas de coste reducido ha recorrido España para dar a conocer sus principales magnitudes.

La comparativa se hace sobre los 43 mercados en los que la gama se comercializa bajo la denominación exclusiva Dacia, ya que, hasta en casi un centenar de países, estos modelos también se venden bajo el logotipo de Renault.

Dacia ha vendido en España 130.000 vehículos desde que inició su comercialización en 2005 y ha sido en los años de la crisis donde ha pegado un fuerte tirón de aceptación entre la clientela, como lo demuestra el crecimiento del 81 % en 2013 y del 90 % en los que va de este año.

En este ámbito, Dacia ha copado un 11 % de los fondos de 175 millones de euros concedidos al Plan PIVE 5 y su modelo Sandero es el más reclamado dentro de los contenidos de estas ayudas.

Los responsables de Dacia en España apuntan como valores promocionales de la marca entre su clientela española la percepción que se tiene como compra inteligente, la habitabilidad, la robustez y fiabilidad, además de la competitividad y transparencia de sus precios.

Otro factor relevante en la buena aceptación de Dacia se centran en un gama sencilla y joven con siete modelos, que parten del urbano Sandero, que hasta hoy contabiliza 60.000 unidades vendidas, y al que se une una versión ligera de crossover como el Stepway, que es la más vendida, alcanzado el 50 % de cuota del modelo.

El todoterreno SUV Duster ya ha alcanzado un millón de unidades vendidas en todo el mundo y se configura como el más vendido de la marca en el ámbito internacional.

Se suman el monovolumen Lodgy, el comercial Dokker (con 9.000 unidades vendidas ya en España) y el pionero Logan, que ha alcanzado 30.000 colocaciones entre clientes españoles, así como la versión break de este último.

Los restos de Dacia en España se fijan en alcanzar una plena satisfacción del cliente, fidelizarlo para atraerlo a la red oficial de posventa y mantener el ritmo más allá de la crisis y de los planes PIVE.

En torno a este último objetivo, Dacia quiere ampliar su oferta con versiones de Gas Licuado del Petróleo (GLP) en todos sus modelos y establecer un catálogo de modelos adaptados.

Dacia nace en Rumanía en la década de 1970 del pasado siglo y opera ya en colaboración con Renault, que la concede licencia de producción de algunos de sus modelos, como el R-12.

En 1999 se lleva a efecto el proceso de privatización, al que la firma del rombo acude adquiriendo el 51 % de la compañía, al tiempo que realiza una inversión de 500 millones de euros.

El lanzamiento del primer modelo de la nueva Dacia tiene lugar en 2004, con el Logan, dirigido, en principio, a los países emergentes, pero introducido luego en los mercados maduros, por razones de estrategia comercial.

En estos diez años ha vendido en el mundo 2.750.000 vehículos y el último mercado al que ha llegado ha sido el Reino Unido.

Dispone de su centro de producción más importante en la localidad rumana de Pitesti (350.000 unidades anuales) y recientemente se ha unido la factoría de Tánger (240.000) y añade a la serie una pequeña porción de 50.000 vehículos en la también localidad marroquí de Casablanca.

A la estructura productiva acompañan un centro de diseño propio en Bucarest y otro de ingeniería y ensayos, donde las berlina de la marca ejecutan pruebas que suponen un recorrido anual de 10 millones de kilómetros.