Escasas retenciones en la primera jornada de la operación del 1 de agosto:

Todo listo en las carreteras para la operación especial del 1 de agosto 1
Agencia EFE31 jul 2012
La tranquilidad y las escasas retenciones han sido la nota dominante en las primeras horas de la operación especial de Tráfico del 1 de agosto que ha comenzado a las 15.00 horas de hoy y terminará la medianoche de mañana miércoles, en la que se esperan 2,7 millones de desplazamientos de largo recorrido.

Durante estos días coincidirán en las carreteras los conductores que comienzan sus vacaciones en agosto con aquellos que las finalizan, mientras que continuará el paso por España de vehículos magrebíes que se dirigen a sus países de origen o regresan a Europa.

La mayores complicaciones se concentrarán a primeras horas de esta tarde en la salida de las grandes ciudades hacia las zonas de costa y de segunda residencia.

A última hora de la tarde, los problemas circulatorios se trasladarán a los lugares de destino.

Hoy también podrán producirse, aunque en menor medida, movimientos de retorno hacia los grandes núcleos urbanos de aquellos ciudadanos que finalizan sus vacaciones.

Las vías más afectadas serán las de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía.

Además, mañana 1 de agosto coincidirán en carretera los conductores que comienzan sus vacaciones con aquellos que se desplazan por motivos laborales.

A primera hora de la mañana pueden producirse retenciones de salida en las grandes ciudades y por la tarde-noche esos posibles problemas de circulación se trasladarán a las zonas de destino.

No obstante, la tendencia de los últimos años es que los ciudadanos fragmenten las vacaciones y las disfruten en periodos más cortos.

Por este motivo, y durante todo el verano, la DGT continuará poniendo en marcha dispositivos especiales de regulación y vigilancia del tráfico durante todos los fines de semana.

Para garantizar la fluidez del tráfico estos dos días, Tráfico va a instalar carriles adicionales en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades y se restringirá la circulación de camiones, vehículos especiales y mercancías peligrosas.

Además, se han establecido itinerarios alternativos a las autovías afectadas por obras.

Trabajarán en el dispositivo los 10.000 agentes de la Guardia Civil ayudados por los 600 funcionarios y personal técnico especializado de los Centros de Gestión de Tráfico, y los 13.000 empleados de las empresas de conservación de carreteras.

Durante este mes de agosto, en el que se esperan más de 40 millones de desplazamientos, Tráfico pondrá en marcha una campaña especial de control de velocidad -del 20 al 26 de agosto-, y los agentes de la Guardia Civil mantendrán la vigilancia sobre el consumo de alcohol y drogas entre los conductores.