¿Es rentable el seguro a todo riesgo?: Con franquicia, más económico

reportajeseguros_abbe754494e80632756a20468.jpg
Raúl Toledano24 nov 2014
La diferencia media entre un seguro a todo riesgo con y sin franquicia es de 454 euros, según un estudio realizado por el comparador de seguros acierto.com. Para amortizar este sobrecoste es necesario dar una media de 2,7 partes al año. ¿Conclusión? El 67% de los usuarios con seguro a todo riesgo sin franquicia pierden dinero.
¿En qué consiste contratar una "franquicia" para tu seguro? La famosa "franquicia" no es más que un coste asumido por el cliente ante cada posible siniestro con daños al propio coche, en el que el conductor haya sido culpable. Según acierto.com, el usuario puede elegir entre franquicias "conservadoras" de 90 euros hasta superar los 1.200 € para vehículos de alta gama por ejemplo. La contratación de un seguro de automóvil con franquicia permite, por tanto, un abaratamiento de la póliza contratada. Con ello, la compañía se cubre ante la eventualidad de tener asegurado a un conductor que dé varios partes durante el año, pues el todo riesgo con franquicia contempla que el mismo conductor se haga cargo de una parte de las reparaciones derivadas (importe de la franquicia).
Dejando como tercer escenario el seguro a terceros (la opción favorita de los españoles, como consecuencia de un parque envejecido), cuando el conductor estrena coche nuevo la opción de la póliza a terceros queda descartada por el alto riesgo que supone y entra en juego la diatriba planteada hoy aquí: ¿seguro a todo riesgo con o sin franquicia? Pues bien, según el análisis de más de un millón de precios de pólizas todo riesgo de más de treinta aseguradoras, acierto.com concluye que de media es necesario dar 2,7 partes al año para recuperar la diferencia de precio entre una póliza todo riesgo con y sin franquicia.
La prima media de las tarificaciones analizadas para los seguros de coche todo riesgo sin franquicia corresponde a 1.037 € anuales, cifra que disminuye hasta los 583 € para las pólizas con franquicia. Es decir, existen 454 € de diferencia al año que, con una franquicia media de 186 €, cubrirían 2,7 partes por ejercicio.
Teniendo en cuenta que el 67% de los usuarios de pólizas todo riesgo sin franquicia ha declarado no haber dado ningún parte en los últimos 5 años, se podrían haber ahorrado un total de 2.270 € en este mismo periodo si hubieran contratado una póliza con franquicia.El 67% de los todo riesgo declaran no haber dado un solo parte en los últimos 5 años
Según el informe de acierto.com, este ratio de diferencia de coste aumenta con ciertas compañías, en las que el escalón entre una póliza todo riesgo sin franquicia y una con franquicia puede llegar a ser hasta 4,8 veces el importe de la franquicia. La diferencia mínima no baja en ninguna compañía de 1,2 veces la cifra de la franquicia de media, por lo que se puede afirmar que en el 100% de las aseguradoras analizadas, incluso dando un parte de daños al coche propio con culpa al año, resulta más económica una póliza todo riesgo con franquicia.
Avalado por dichos datos, queda patente el hecho de que las compañías quieren desincentivar la contratación de seguros de coche sin franquicia en pro de las pólizas con franquicia, dado que los clientes que tienen que asumir una franquicia tienden a pensárselo dos veces antes de dar un parte de daños, y esto redunda en una importante reducción de costes para las aseguradoras. Las compañías quieren desincentivar la contratación de seguros de coche sin franquicia
Según los datos recopilados por este mismo estudio, en la actualidad un 29% de los usuarios se interesa por un seguro de coche todo riesgo al hacer una comparativa. De ellos, un 40% refleja prioridad por las pólizas sin franquicia y un 60% se decanta por una opción con franquicia.Haber sufrido un accidente recientemente, principal motivo para interesarse por un todo riesgo sin franquicia
El principal motivo que empuja a un usuario a contratar una póliza a todo riesgo es que haya tenido algún tipo de siniestro recientemente: un 33% de los usuarios interesados en todo riesgo sin franquicia declara haber dado algún parte en los últimos 5 años. Esta cifra desciende al 26% en el caso de las personas interesadas en una póliza con franquicia.