En prisión por reincidente el conductor de la Coruña que tiene el récord de alcoholemia:

En prisión por reincidente el conductor de la Coruña que tiene el récord de alcoholemia 1
Agencia EFE02 feb 2014
El conductor que el pasado 22 de enero había multiplicado por más de siete el límite de alcoholemia permitido en A Coruña ha sido hoy de nuevo interceptado, esta vez con casi cuatro veces más del máximo legal, con lo que el juez ha decretado su prisión preventiva.

A las 03.30 horas de hoy un vehículo camuflado de la policía local de A Coruña paró en el mismo lugar donde se le detuvo la última vez a un coche que había cometido una infracción de tráfico, y los agentes se dieron cuenta de que el conductor, de 30 años, era un viejo conocido.

Esta vez dio positivo por 0,84 y 0,89 miligramos de alcohol por litro de aire expirado -casi cuatro veces más que el máximo permitido-, que se une a un quebrantamiento de condena por conducir a pesar de varias prohibiciones judiciales.

'Debido a su reincidencia y por presentar un cuadro de menosprecio a la seguridad vial con riesgo propio y de terceros', el conductor fue detenido y trasladado a dependencias policiales, según un comunicado policial.

El titular del Juzgado de Guardia de la ciudad ha decretado esta mañana el ingreso en prisión preventiva, mientras que el vehículo fue inmovilizado y trasladado al depósito municipal, donde ha quedado a disposición judicial.

El pasado 22 de enero, la policía local de A Coruña ya detuvo a este hombre, que acumula más años de suspensión del permiso de conducir que los que lleva con él, con claros síntomas de conducir ebrio, por lo que procedieron a realizar el preceptivo control de alcoholemia, con resultados alarmantes.

Aunque el límite está en 0,25 miligramos de alcohol por litro de aire expirado, el conductor tuvo un primer resultado de 1,70 y un segundo, pasados unos minutos, de 1,74.

Estas cifras son de las más altas registradas en la ciudad e igualan a las registradas en 2008 por un orensano, en los que seguramente son los número más elevados de la comunidad gallega.

Por si fuera poco, esta persona tiene una suspensión de la autoridad judicial que le prohíbe conducir hasta el 31 de octubre de 2015, antes de que empiecen otras dos de tres años y una más de cuatro años, que se prolongarán hasta el 29 de octubre de 2025.

Todas estas suspensiones, por delitos contra la seguridad vial, hacen que acumule más tiempo de sanción, a sus 30 años, que los que podría tener de permiso, si lo hubiese conseguido a los 18 años.

Por ello se le habían imputado dos delitos contra la seguridad vial, conducir teniendo suspendido judicialmente el permiso de conducción y conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas.