ELENA ROSELL: "Correr el Mundial con el equipo de Qatar sería un sueño":

Autocity14 dic 2011
Elena Rosell se está recuperando de la fractura de escápula derecha que se produjo en la penúltima prueba del Campeonato de España de Velocidad (CEV). A caballo entre su residencia de Manises y Madrid, donde entrena y donde la está tratando el Doctor Angel Villamor, Elena está recuperando rápidamente la movilidad del brazo mientras planifica la temporada 2011. Si 2010 fue la temporada de su debut en el CEV en Stock Extreme, en 2011 ha llegado su paso a Moto2 y su debut en el Mundial de Motociclismo, en el que se ha convertido en la primera mujer española en competir en la Historia.

¿Vas a hacer el Mundial completo el año que viene?

Bueno, es totalmente cierto que hay buenas posibilidades, pero no hay nada seguro. Estamos hablando con la Federación de Qatar, que están apoyando muchísimo el motociclismo femenino, pero aún estamos negociando. Ellos han mostrado mucho interés y nosotros pensamos que sería una opción fantástica, un sueño, pero todavía es pronto para dar nada por hecho. Me gusta ser prudente… ¡Al menos fuera de la pista! No, en serio, no me gusta lanzar las campanas al vuelo sin que las cosas sean seguras y, para ser sinceros, aún queda un largo camino por recorrer hasta que mi paso al Mundial sea una realidad. No hay nada seguro.

No hay ninguna mujer en el Mundial, tú serías la única, y de la mano de la Federación de Qatar…

Puede que haya gente que se sorprenda, pero yo no. La QMMF está apoyando muchísimo el motociclismo femenino, como demostró en las pasadas 8 Horas de Doha del Mundial de Resistencia, donde patrocinó un equipo con Nina Prinz, Paola Cazzola y Nikolett Kovacs. El resultado fue excelente, porque las tres son grandes pilotos. Yo las tuve como rivales en el Europeo de Albacete y van fuerte, nos pusieron muy caro el título europeo que logramos. La QMMF tiene una sensibilidad por el motociclismo femenino que ya me gustaría que tuvieran otros. Y también saben lo difícil que es estar en el Mundial y valoraron mucho la vigésimoquinta plaza que conseguimos en Cheste. La relación con sus pilotos y el equipo es muy buena.

Si dieras ese paso al Mundial, ¿se acabaría la relación con el Mapfre Aspar Team?

No. Jorge (Aspar) siempre tiene la primera palabra. El ya tiene el equipo de Moto2 del Mundial configurado… ¡y con dos campeones del mundo como Nico y Toni! Estar ahí no era posible, pero Jorge está muy pendiente y estamos muy en contacto. Le debo mucho, el año pasado se la jugó conmigo y, a pesar de que no salió bien en Assen, no se desanimó y me dio otra oportunidad. Creo que en Alcañiz, y especialmente en Cheste, pudimos darle un resultado que demostrara que él tenía razón. Le estoy muy agradecida a Jorge y, mientras él quiera, yo me siento piloto del Mapfre Aspar Team. Incluso si diéramos el paso al Mundial con la QMMF, sería con su ayuda, con su consejo y bajo su tutela. Repito: Jorge tiene la primera palabra, sin él no estaría en esta situación.

¿Crees que estás preparada para dar el salto al Mundial?

Creo que necesito muchos kilómetros. Siempre me ha tocado llegar a los campeonatos con menos experiencia, menos medios, menos kilómetros y menos todo que los demás. El potencial está ahí, y creo que cada vez que he tenido continuidad, la progresión se ha visto. En un año, pasamos en Stock Extreme en el CEV de estar trigésimos a terminar quintos. En el Mundial empezamos en Assen con todos los problemas conocidos… y acabamos en Cheste pasando en carrera a dos subcampeones del mundo y clasificados vigésimoquintos…

¿Ese puede ser tu nivel en el Mundial?

No, lo de Cheste creo que mostró el potencial, pero no refleja donde estamos ahora mismo. Era el circuito de casa y estaba la pista húmeda, lo que me favorecía. No se puede extrapolar de eso que estaríamos entre los 25 primeros, igual que lo de Assen queda claro que tampoco era real. Si vamos al Mundial el año que viene en Moto2, que es la categoría más competida, y con sólo 32 pilotos el año que viene, nos va a tocar sufrir mucho. No conozco los circuitos, muy poca experiencia, ni una temporada en Moto2… Muy difícil, pero es un reto y creo que he demostrado que aprendo rápido. Tendríamos que pensar a largo plazo. En un año de Mundial aprendería más que en los pocos años que llevo corriendo.

Si no sale el proyecto del Mundial… ¿El CEV?

Sí. Para mí no sería ninguna decepción porque el CEV tiene un nivel enorme y me vendría muy bien para aprender. Estaría feliz con correr el CEV. De hecho, pensando con la cabeza, tal vez lo más razonable fuera seguir en el CEV al menos un año más para coger experiencia… Pero los trenes no esperan, y si hay que dar el salto al Mundial para no perder el tren, yo estoy dispuesta a trabajar y sufrir todo lo que haga falta.

Esta oportunidad, ¿te llegaría por ser mujer?

Mira, por ser mujer y querer dedicarme a las motos lo he tenido más difícil desde el principio. Yo nunca he tenido los medios que tenían otros porque no tenía dinero. No he tenido un equipo con el que correr hasta el año pasado. Ahora, me puede favorecer, sí, aunque yo nunca he hecho bandera de ello. Siempre he dicho que no quiero ser la primera mujer, sino el primer piloto. He ganado una carrera en el CEV, he acabado quinta en una carrera de Stock Extreme, he sido campeona de Europa, he terminado vigésimoquinta en mi segunda carrera en un Mundial adelantando en la pista, entre otros, a dos subcampeones del mundo… ¿Me tengo que disculpar por ser mujer? Repito, yo me siento piloto en la pista y compito contra otros pilotos, los que haya, me da igual su sexo. Si nadie le pide explicaciones a otros que quedan detrás de mí, ¿por qué me las piden a mí? Si esto fuera una operación de marketing, habría una chica cada año, ¿no? ¡Con el marketing no se bajan los tiempos!