El uso del vehículo eléctrico será 'masivo' en Europa en un plazo de 50 años:

El uso del vehículo eléctrico será 'masivo' en Europa en un plazo de 50 años 1
Agencia EFE15 abr 2012
El uso del vehículo eléctrico será 'masivo' en Europa en 50 años, aunque para que su implantación se haga en las mejores condiciones es necesario un 'cambio de mentalidad' en los usuarios y un 'refuerzo sustancial' de las redes de distribución de electricidad para que puedan asumir el impacto.

Así lo ha asegurado a EFE el catedrático Carlos Álvarez, investigador del Instituto de Ingeniería Energética de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV), entidad que ha asesorado a la Unión Europea en el tema de redes eléctricas para la implantación masiva de los vehículos eléctricos.

El instituto es uno de los socios del proyecto europeo 'Grid for Vehicles' (G4V), coordinado por la eléctrica alemana RWE y cuyo objetivo es ofrecer pautas a la Comisión Europea sobre lo que se debería hacer para que la implantación del vehículo eléctrico sea una realidad en el año 2050.

'No me lo cuestiono, en 50 años la implantación de los eléctricos será masiva y el uso del vehículo convencional se restringirá a casos muy específicos', ha afirmado Carlos Álvarez, quien ha explicado que en la actualidad la demanda de vehículos eléctricos es escasa por la crisis económica y por su elevado precio.

No obstante, ha pronosticado que el encarecimiento de los combustibles y la progresiva escasez de petróleo llevará a una mayor adquisición de vehículos eléctricos, que son más ecológicos y menos ruidosos.

Así, ha destacado el menor consumo de los vehículos eléctricos y las menores emisiones globales de CO2.

Para lograr la plena implantación del vehículo eléctrico hace falta, según Carlos Álvarez, un 'cambio de mentalidad' en el uso del automóvil eléctrico, ya que este medio de transporte tiene, actualmente, una autonomía del orden de 150 kilómetros.

A juicio del investigador del Instituto de Ingeniería Energética de la UPV, también sería necesario un 'refuerzo sustancial' de las redes eléctricas de distribución (nuevas líneas, transformadores) para que puedan soportar el impacto del uso masivo de vehículos eléctricos.

También sería necesario disponer de puntos de carga distribuidos por las ciudades para que la carga de los vehículos eléctricos no se concentrara exclusivamente por la noche, ya que con las actuales redes no habría capacidad suficiente.