En Suecia y Noruega

El Toyota Mirai se extiende por Europa: Y no llega a España

Toyota Mirai
Raúl Toledano04 abr 2016

Suecia y Noruega se unen a Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Bélgica como países europeos donde se comercializa el Toyota Mirai, llegando a Holanda a finales de 2016. Mientras, España tendrá que esperar a un plan de desarrollo de la infraestructura de recarga de hidrógeno.

El Toyota Mirai, la berlina de pila de combustible de cero emisiones de la marca híbrida por excelencia del mercado mundial, sigue ampliando su red comercial en Europa como parte del plan de expansión internacional que comenzó en diciembre de 2014 en Japón y que desde 2015 también está presente en Estados Unidos y desde la segunda mitad del año en algunos países europeos (Reino Unido, Alemania, Dinamarca y Bélgica).

Ahora, la corporación automovilística japonesa llega a Suecia y Noruega (y a Holanda a finales de año), donde las inversiones para con las infraestructuras de hidrógeno y el compromiso de las autoridades locales con el medio ambiente, abre el camino a un Mirai que es un vehículo cero emisiones.

De esta manera, los usuarios del Mirai en Noruega disfrutarán de exenciones de IVA y de otros impuestos a la compra, así como de ventajas como el acceso al carril bus o peajes gratis, mientras que en Suecia está creciendo la infraestructura de recarga.

Una de las incógnitas que presenta el Toyota Mirai es el comportamiento de su tecnología en climas tan extremos como el de estos países nórdicos. Pues bien, la berlina de hidrógeno japonesa se ha sometido a extensas pruebas por carreteras noruegas y el vehículo está listo para salir a la venta. "El habitáculo se calienta muy rápidamente gracias al calor desprendido como subproducto de las pilas de combustible, sin que ello afecte a la autonomía del vehículo", agrega Espen Olsen, Director de RRPP de Toyota Noruega.

Con siete mercado europeos en liza, más Japón y Estados Unidos, Toyota prevé vender 3.000 unidades del Mirai en 2017 en todo el mundo y 30.000 en 2020, en lo que supone un volumen de ventas "relativamente pequeño, pero progresivo" que irá creciendo a medida que aumente el número de mercados en los que se venda el vehículo.

Por ejemplo en España, la compañía no tiene intención de comercializar el Mirai en un corto plazo de tiempo, "porque no dispone de un plan específico de impulso y desarrollo de la infraestructura de hidrógeno". España sólo cuenta con cinco estaciones de carga, de origen privado y no actualizadas con los últimos estándares técnicos. Cuando esta situación cambio, desde Toyota se compromete a garatizar la viabilidad del Mirai también en España.