El Tata Nano sufre un nuevo contratiempo al serle detectado un fallo de motor:

Agencia EFE27 dic 2011
El gigante indio del motor Tata ha llamado a revisión al menos a 115.000 unidades de su modelo económico Nano, anunciado como el coche más barato del mundo y cuya breve trayectoria en el mercado ha estado plagada de contratiempos.

Un portavoz de la compañía reconoció hoy a Efe que 50.000 vehículos ya han pasado por el taller para sustituir el motor de arranque, algo que la firma justifica como parte de una política de mejora de su modelo estrella, que salió a la venta en 2009.

"La actualización del Nano quiere mejorar su rendimiento y va en consonancia con la política de la empresa de modernizar sus vehículos", dijo por correo electrónico el portavoz de Tata, Ray Debasis, que añadió que el modelo 2012 ya va modificado de serie.

Según Debasis, la revisión gratuita del parque de Nanos empezó en octubre y se espera que en las próximas semanas sean "actualizados" el resto de las 115.000 unidades que, según Tata, circulan por las carreteras del país.

Sin embargo, la Sociedad India de Fabricantes de Vehículos afirma que desde julio se han vendido 140.428 unidades del utilitario, con lo que el número de afectados por el defecto de fábrica sería mayor que el reconocido por el fabricante.

El coste total de la operación, según fuentes del sector citadas por la agencia oficial PTI, puede rondar los 1.100 millones de rupias (unos 21 millones de dólares), lo que supondría unos 180 dólares por vehículo -cerca de un 10 % del precio unitario.

Cuando fue lanzado hace dos años y medio como "el coche más barato del mundo", el modelo costaba 100.000 rupias (unos 1.900 dólares) y ahora la versión básica ya alcanza las 150.000 rupias (2.800 dólares).

Para el Tata Nano, esta es la segunda llamada masiva a la "mejora" desde que salió a la venta, tras una anterior que llevó a los talleres a unos 70.000 vehículos en noviembre de 2010 para "actualizar" el sistema eléctrico y el escape.

La empresa admitió entonces algunos "incidentes" en unidades de Nano debido a "problemas específicos" -una media docena de sus vehículos ardierony anunció "protecciones adicionales" gratuitas para sus clientes.

Sobre aquellos incendios, que pusieron en jaque la credibilidad del modelo, un comerciante de automóviles de Delhi dijo a Efe que fueron intencionados para "disminuir las ventas del Nano" y que no se ofreció una "razón específica para aclarar las causas".

La compañía aduce que, según un estudio propio, más del 90 por ciento de los clientes se han mostrado satisfechos o muy satisfechos con el producto y "su rendimiento".

El del Nano no ha sido el único caso de este tipo en los últimos años en el mercado indio, aunque sí el de mayor envergadura.

La semana pasada, Toyota Kirloskar Motor pidió a 41.000 propietarios de dos de sus modelos que cambiasen un manguito de combustible defectuoso y, en septiembre, Honda Cars hizo lo propio con 72.115 coches por problemas con las ventanas.

En 2009 fue Maruti Suzuki, la compañía líder de venta de coches en la India, la que llevó a cabo una mastodóntica operación que llevó al mecánico a 100.000 coches de uno de sus modelos por posibles fugas de combustible.