El superordenador MareNostrum mejora la seguridad de coches, aviones y trenes:

El superordenador MareNostrum mejora la seguridad de coches, aviones y trenes 1
Agencia EFE22 oct 2013
Un proyecto desarrollado por el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) ha propuesto un nuevo sistema de análisis de los sistemas de seguridad de coches, aviones y trenes que mejora los tiempos de respuesta de los complejos sistemas informáticos que rigen su seguridad.

El BSC ha informado hoy de que el superordenador MareNostrum -el 29º ordenador más potente del mundo y el noveno de Europa- ha concluido con éxito este proyecto, en el que han colaborado la Agencia Espacial Europea y Airbus, que continuarán la investigación para que tenga una aplicación industrial.

El proyecto, denominado 'PROARTIS', tenía como objetivo encontrar nuevos métodos de análisis para los sistemas informáticos que garantizan la seguridad de coches, aviones y trenes, donde los ordenadores cada vez tienen un papel más central a la hora de controlar todos los sistemas de seguridad.

PROARTIS (www.proartis-project.eu), liderado por el BSC, se centra en la 'aleatorización de software y hardware' en sistemas de tiempo real.

Este enfoque tiene como objetivo mejorar las garantías del tiempo de respuesta de los sistemas informáticos de 'tiempo real', los que se utilizan para la seguridad de coches, trenes, aviones y vehículos espaciales.

La 'aleatorización de software y hardware' propone que el sistema informático sea aleatorio en su vertiente temporal, de forma que se puedan dar garantías probabilísticas sobre el tiempo máximo de ejecución de cualquier software, es decir, en vez de calcular los tiempos de respuesta de la orden informática (normalmente milisegundos), se calcula la probabilidad de que no haya respuesta a tiempo.

Fuentes del centro de supercomputación han indicado que, además, este enfoque permite asegurar que la probabilidad de sobrepasar el tiempo máximo de respuesta sea muy bajo, del orden de la probabilidad estimada de que un meteorito colisione con la tierra.

Hasta el momento, los diseñadores de sistemas de tiempo real trabajan con el objetivo de controlar absolutamente, en cada momento de la ejecución de un programa, el estado del hardware y el software para dar garantías sobre su tiempo máximo de ejecución.

Esta metodología ofrece muy buen funcionamiento cuando el sistema tiene que dar respuesta a una o muy pocas operaciones.

Sin embargo, a medida que la automatización de coches, aviones y aeronaves se hace más compleja, el control total del sistema en todos los momentos de su funcionamiento se convierte en una solución impracticable.

El proyecto PROARTIS comenzó en 2010 y cuenta con la participación, además del BSC, del Institut National de Recherche en Informatique et Automatique (Francia), la Università degli Studi di Padova (Italia) y las empresas Rapita Systems ltd (Reino Unido) y Airbus France SAS (Francia).

La investigación ha conseguido demostrar los beneficios del enfoque basado en aleatorización en sistemas de aviónica evaluando varias aplicaciones reales, y actualmente en uso en aviones, proporcionadas por Airbus.