El simulador de Volvo: Como el de los Fórmula 1

volvotecnologia_43c409e29473f5e6ecb9f782e.jpg
Raúl Toledano07 oct 2015
Volvo Cars se ha convertido en el primer fabricante del mundo de coches premium en hacerse con el simulador de chasis Vi-Grade, el mismo que ya utilizan en otro segmento las firmas Ferrari o Porsche.
La división de automóviles de Volvo estrena un simulador que ofrece un entorno virtual avanzado muy útil para la prueba de los diseños en los que trabaja la marca en secreto en Suecia.
El simulador de chasis Vi-Grade -así se llama- es muy similar al que utilizan marcas de automóviles deportivos, tanto de calle como los de competeción. A partir de un simularador como el que estrena el fabricante nórdico se pueden desarrollar nuevos vehículos y componentes, o en su defecto, optimizar los que ya existen con una mayor precisión y reduciendos los tiempos y los costes.
Volvo Cars dice que con el nuevo simulador podrá probar la estabilidad del vehículo en condiciones de alta velocidad, así como comprobar la reacción del conductor, lo que permitirá construir coches "más responsables" y "más divertidos de conducir".
"Estamos realizando inversiones sustanciales en las personas, en la tecnología y en las instalaciones con el objeto de redefinir la experiencia de conducción de Volvo", explicó el vicepresidente responsable del área de I+D de la compañía, Peter Mertens.