El Senado introduce una prueba en Tráfico para la recuperación parcial de puntos:

El Senado introduce una prueba en Tráfico para la recuperación parcial de puntos 1
Agencia EFE19 feb 2014
La ponencia del Senado que debate la reforma de la Ley de Tráfico ha introducido hoy en el texto las enmiendas del PP, entre ellas, la que obligará a los conductores a realizar una prueba en la Jefatura de Tráfico, además del curso de sensibilización, para recuperar parcialmente puntos de su carné.

Fuentes parlamentarias han dicho a Efe que el PP se ha comprometido a estudiar las enmiendas del resto de los grupos antes de la reunión de la comisión prevista para el próximo 5 de marzo en la Cámara alta.

Hasta ahora, para la recuperación parcial de puntos hasta un máximo de seis, los conductores debían acudir a un curso de sensibilización que imparten determinados centros, que después certifican su superación e inmediatamente Tráfico los incorpora a su saldo.

Con la enmienda introducida, si finalmente es aprobada por el Pleno del Senado, los conductores tendrán también que realizar una prueba en Tráfico.

El PP ha introducido también otra enmienda para abrir a más centros la posibilidad de impartir los cursos de recuperación, hasta ahora limitados a un número concreto mediante la fórmula de concesión.

Por su parte, entre las enmiendas del PSOE, el portavoz de Interior en el Senado Enrique Cascallana ha resaltado, según ha explicado a Efe, la que pide la supresión de la obligatoriedad del casco de la bici en ciudad para los menores de 16 años.

A su juicio, tener que portarlo puede desincentivar el uso de la bicicleta en las urbes y la preeminencia de este medio de transporte en el entorno de las ciudades. Su utilización, ha recordado, redundaría en una movilidad más sostenible.

Los socialistas no son partidarios de incrementar el límite máximo de velocidad en autovías y autopistas, fijado en 120 kilómetros por hora, aunque el Ministerio del Interior ha propuesto ampliarlo a 130 en determinados tramos y condiciones.

Para Cascallana, sería un 'error', toda vez que en países en los que se aumentó la velocidad se ha incrementado el número de accidentes mortales. Además, ha dicho el senador, aumenta el consumo de combustible y, por tanto, tiene consecuencias medioambientales.

El proyecto de reforma de la ley establecía en un principio multas de 1.000 euros por conducir bajo los efectos del alcohol, peor en el trámite del Congreso se aprobó una enmienda para rebajar la sanción a la mitad.

Sin embargo, se mantuvo los 1.000 euros para aquellos que duplicaran la tasa máxima y para aquellos que fueran reincidentes en el periodo de un año.

El PSOE en el Senado ha presentado una enmienda para que la reincidencia sea por un periodo de cinco años.