El sector del automóvil estadounidense cierra agosto con fuertes ventas:

El sector del automóvil estadounidense cierra agosto con fuertes ventas 1
Agencia EFE31 ago 2014
Los fabricantes de automóviles en Estados Unidos no pueden estar más contentos con el cierre hoy del que se anticipa como el mejor mes de lo que va del año en ventas y que augura que 2014 será uno de los más positivos de los últimos.

Los analistas calculan que las ventas de automóviles nuevos en Estados Unidos en agosto se situaron en torno a los 1.500.000 vehículos, más que en el mismo mes de 2013.

La firma de análisis de mercados J.D. Power indicó que las ventas alcanzarán 1,5 millones gracias a la elevada demanda de los compradores individuales, que adquirieron 1,3 millones de automóviles durante el mes. Las 200.000 unidades restantes fueron adquiridas por empresas para sus flotas de automóviles.

Por su parte, Edmunds.com colocó la cifra de ventas de agosto en 1.511.438 vehículos. De haberse mantenido esa ritmo durante todo 2014, las ventas anuales de automóviles en Estados Unidos se habrían situado en casi 17 millones de unidades, la mayor cifra desde 2001.

Edmunds.com destacó que las ventas de agosto serán un 5,5 % superiores a las de julio y las más altas del octavo mes del año desde 2003.

La firma LMC Automotive predice que, cuando termine 2014, las ventas se situarán en los 16,3 millones de vehículos, un 5 % más que en 2013 y una cifra no alcanzada desde 2006, antes de la crisis del sector de 2008-2009.

Jeff Schuster, vicepresidente de LMC Automotive, afirmó en un comunicado que 'según termina una temporada veraniega de ventas robustas, el sector del automóvil sigue siendo optimista sobre lo que queda de 2014, con las expectativas de crecimiento económico empezando a alcanzar el crecimiento en automóviles'.

De momento, la bonanza de ventas en agosto se traducirá en un fuerte aumento de los ingresos para los fabricantes de automóviles y sus concesionarios gracias a que los consumidores no sólo están comprando más vehículos sino que además se están gastando más en cada unidad.

El valor medio por transacción en agosto fue de 29.300 dólares, el más alto para el mes y que supera el anterior récord para agosto establecido en 2013 con 28.898 dólares.

'Esperamos que el consumo en nuevos vehículos se aproximará a los 39.000 millones de dólares, el mayor nivel registrado nunca en el mes de agosto y el segundo mayor mes, sólo por detrás de julio de 2005, cuando se gastaron 39.700 millones de dólares', manifestó en un comunicado el analista de J.D. Power John Humphrey.

Una de las razones del elevado nivel de demanda de vehículos en Estados Unidos son las campañas publicitarias de los grandes fabricantes, que necesitan eliminar el inventario acumulado en sus concesionarios para dar paso a los modelos de 2015, que están empezando a ser lanzados.

'Agosto es un mes enorme para los concesionarios, que necesitan deshacerse de los modelos 2014 para hacer espacio al inventario de 2015. Televisión y radio están llenos de ofertas de venta y están ayudando a que los consumidores indecisos se decidan a comprar', afirmó la analista de Edmunds.com, Jessica Caldwell.

La fuerte demanda de los consumidores estadounidenses también está obligando a que las plantas de montaje norteamericanas aumenten su producción.

Por ejemplo, la semana pasada General Motors (GM) informó de que la elevada demanda del todoterreno urbano Chevrolet Equinox le está obligando a ajustar su producción para buscar nuevas formas de aumentarla, incluida la reapertura de una planta en EEUU.

Inicialmente el vehículo se producía de forma exclusiva en la planta de la localidad canadiense de Ingersoll, en las cercanías de Toronto, pero debido a la fuerte demanda, GM se ha visto obligado a reabrir la planta de montaje de Spring Hill, en el estado de Tennessee (EEUU), para incrementar la producción.

J.D. Power estimó que la producción norteamericana en julio se situó en 1,2 millones de vehículos, un 17 % más que en julio de 2013. De enero a julio de 2014, las plantas de montaje norteamericanas han producido 9,7 millones de vehículos, un 5 % más que en el mismo periodo de 2013.

LMC Automotive calculó que 2014 cerrará con la producción en Norteamérica de 16,8 millones de unidades.