El Scirocco de Vettel: En la Carrera de Campeones

a fondo El Scirocco de Vettel 1
Enrique Marco02 dic 2010
Sebastian Vettel y Michael Schumacher lograron para Alemania la cuarta copa de las naciones en la “carrera-espectáculo” ROC, y uno de los bólidos empleados fue el Scirocco R-Cup.
En la Carrera de Campeones
Sebastian Vettel y Michael Schumacher lograron para Alemania la cuarta copa de las naciones en la carrera-espectáculo ROC (Race Of Champions), y uno de los bólidos empleados para el citado show fue el Volkswagen Scirocco R-Cup. El evento tuvo lugar el pasado sábado día 27 en el Dusseldorf Football Arena (Alemania), y la citada pareja de pilotos repitió el éxito que un año antes obtuvo en la ROC 2009 celebrada en China. La sorpresa de la noche corrió a cargo de Filipe Albuquerque, quien venció en la copa individual. El portugués de la GP2 superó a estrellas de la talla del propio Vettel o del heptacampeón del mundo de rallys Sebastian Loeb.
En este tipo de carreras-espectáculo se utilizan diversos modelos de coches, siempre dos iguales para que dos pilotos compitan en un mismo circuito por dos vías diferenciadas. En la edición 2009 se emplearon espectaculares buggys, los radicales KTM X-Bow, los GT Porsche 911 GT3 y Audi R8 , los eléctricos Tesla y los Volkswagen Scirocco R-Cup de la copa monomarca alemana. Y entre los nombres que participaron en esta edición ROC 2010, junto a los Vettel, Schumacher, Loeb y Albuquerque; corrieron pilotos especializados en turismos como Andy Priaulx y Jason Plato (juntos lograron el segundo puesto para Inglaterra), viejas glorias como Alain Prost o ex-motociclistas como el australiano Mick Doohan.
La velada no dejó respiro a los 64.000 espectadores, pues además de emocionantes carreras al sprint, no se produjeron pocos incidentes. El más aparatoso fue el sufrido por el piloto del equipo Lotus F1 Heikki Kovalainen, quien estrelló un Audi R8 contra las protecciones con tal fuerza, que tanto él como su novia, que iba de copiloto, tuvieron que ser trasladados al hospital con heridas, eso sí, afortunadamente leves. Tampoco pasó desapercibido el vuelco del Audi Quattro S1 del grupo B de rallys que realizaba una exhibición. Y es que, por una parte, siempre es una pena que una joya directamente salida del museo sufra un accidente; pero, por otra, la conductora era ni más ni menos que Michele Mouton, una de las impulsoras de la Race Of Chamopions y ex-piloto oficial de Audi en los años 80 (logró varias victorias en el mundial de rallys y, en 1982, llegó a ser subcampeona del mundo).
De los bólidos empleados destacaron por su espectacularidad los Audi R8 y Porsche 911, así como por su originalidad el Tesla Roadster. Pero uno de los más interesantes fue el Scirocco de la copa monomarca alemana, un coche de competición que utiliza biogas natural como combustible y reduce así un 80% las emisiones de CO2. Ahora bien, que esté comprometido con el medioambiente no significa que no sea competitivo, pues gracias a su motor 2.0 TSI de 275 cv unido a la caja de cambios DSG, y a la trabajada puesta a punto de competición, este modelo ha obtenido ya numerosos éxitos en competición y ha sido pilotado por estrellas de la talla de Carlos Sainz, Johnny Herbert o Martin Blundell.