El presidente de Renault niega chantaje a la plantilla con los cierres de plantas:

El presidente de Renault niega chantaje a la plantilla con los cierres de plantas 1
Agencia EFE24 ene 2013
El presidente de Renault, Carlos Ghosn, negó que la dirección del grupo automovilístico esté chantajeando a los representantes de los trabajadores en Francia con amenazas de cierres, e insistió en que la negociación pretende mejorar la competitividad para que ese escenario no se plantee.

Ghosn, en una entrevista emitida hoy por la cadena de televisión 'France 2' rechazó las alegaciones de chantaje de sindicalistas de Renault, que aseguraron que en las rondas negociadoras los directivos les habían advertido de la posibilidad del cierre de dos factorías en Francia.

'Con chantaje no hay negociación', afirmó el presidente de la compañía, que puntualizó a continuación su posición.

'No decimos que queramos cerrar plantas' ni que se puede evitar 'haciendo esto o aquello', señaló antes de añadir: 'lo que decimos es que queremos un acuerdo de competitividad, que entre otras cosas lleve a evitar incluso pensar en el cierre de plantas'.

El presidente de Renault señaló que en la ronda de conversaciones con los sindicatos 'tiene que haber esfuerzos', y que de lo que se trata es de establecer 'compromisos por parte de la empresa y por la otra parte'.

En la última etapa de esa ronda, el pasado martes, la dirección se pronunció por aumentar el tiempo de trabajo, congelar los sueldos este año y proceder a aumentos muy limitados en los dos próximos ejercicios: 0,5 % en 2014 y 0,75 % en 2015.

Previamente, había lanzado su idea de suprimir 7.500 empleos en Francia de aquí a 2016, lo que supondría un 16,8 % de la plantilla en ese país, algo que se haría sin despidos, mediante la no sustitución de los trabajadores que se jubilen o que voluntariamente dejen la empresa.

Renault estima que ante la evolución de los mercados automovilísticos estos últimos años y la persistencia de incertidumbres a corto plazo en Europa, tiene que disminuir su estructura de costos fijos en un 12 % respecto a 2011.