El presidente de Castilla y León prevé ayudas al Plan Renault de 11 ó 12 millones de euros:

El presidente de Castilla y León prevé ayudas al Plan Renault de 11 ó 12 millones de euros 1
Agencia EFE27 nov 2012
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha cifrado hoy en 11 o 12 millones las ayudas 'a fondo perdido' al Plan Industrial de Renault que deparará la creación de 1.300 puestos de trabajo y una carga de trabajo para varios años en las plantas de Valladolid, Palencia y Sevilla.

Ante una pregunta del procurador de la Unión de Pueblo Leonés (UPL) en el pleno de las Cortes de Castilla y León sobre los acuerdos de colaboración de Renault en el Plan Industrial de la compañía multinacional.

Juan Vicente Herrera ha ofrecido el dato de que las ayudas 'a fondo perdido' al plan industrial de Renault se calculan entre los 11 y 12 millones de euros, aunque esta cifra está pendiente de la presentación 'en ventanilla' de los proyectos convenientemente identificados del Plan Industrial de la compañía multinacional francesa que establece la adjudicación de varios modelos a la planta de Palencia y un incremento de la producción de motores en la de Valladolid.

Herrera ha hecho una defensa de este plan industrial que supondrá la adjudicación de la producción de dos nuevos modelos a la planta de Renault en Palencia de la gama Megane y el incremento de la producción de motores en la factoría de Valladolid.

En la pregunta de la UPL se pone de manifiesto la preocupación por la 'amplia implicación' de la Junta en la empresa Renault, a lo que el presidente autonómico ha criticado que para el parlamentario 'lo que importa es que Renault está ubicada en Valladolid' olvidando que el Plan Industrial 'se a sustanciar' principalmente en la factoría de Palencia.

Herrera ha aclarado que no se trata de 'un mantenimiento' y 'un reflote' de las plantas y ha advertido que 'se ha ganado un plan industrial y aquí lo han ganado los trabajadores' con 'esfuerzos y sacrificios'.

Ante ello, según Juan Vicente Herrera, las administraciones tenían que actuar cuando en Castilla y León el sector de la automoción y sus empresas vinculada dan trabajo a 40.000 personas, incluidas empresas de componentes, talleres y concesionarios comerciales.