El precio de la ITV subió un 3,9 por ciento de media en España, según FACUA:

El precio de la ITV subió un 3,9 por ciento de media en España, según FACUA 1
Agencia EFE23 oct 2012
El precio de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) ha subido un 3,9 % de media en España en el último año, con diferencias de hasta el 146 % en el precio para turismos en función de la comunidad autónoma, según un estudio de la organización FACUA-Consumidores en Acción.

El estudio anual de la organización sobre las ITV, presentado hoy, revela que el precio de las inspecciones, que ya contemplan la subida del IVA, oscila entre los 25,67 euros de Extremadura por un turismo diesel o gasolina, y los 63,23 euros que cuesta en la Comunidad Valenciana pasar la revisión a un vehículo diesel.

La tarifa media de la ITV de los turismos y vehículos de hasta ocho plazas es de 37,91 euros, un 3,9 % por encima de los 36,49 euros de 2011, precios a los que hay que sumar los 3,60 euros de la tasa de tráfico fijada por el Ministerio del Interior.

La Comunidad Valenciana tiene las tarifas más elevadas, seguida de Castilla y León, con 55,72 euros para turismos diesel, mientras que las más económicas son Extremadura y Asturias, de 27,10 euros.

Andalucía cuenta con una tarifa de 39,99 para turismos diesel, lo que supone un incremento de 5,51 %, y de 26,71 euros para motocicletas y ciclomotores, un 5,49 % más que en 2011.

En vehículos a motor de hasta tres ruedas las diferencias entre regiones alcanzan el 247,5 %, con una media de 20,93 euros, un 4,7 % más que el año pasado.

El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, ha explicado que las tarifas dependen de cada comunidad autónoma, salvo en Madrid, donde está liberalizado, y ha criticado que los precios se establecen de forma 'arbitraria' y que los incrementos 'no son razonables'.

Sánchez ha denunciado que las empresas están ganando cantidades 'desproporcionadas', por lo que ha reclamado a las comunidades autónomas que hagan evaluaciones económicas para revisar los márgenes que se han estipulado actualmente.

Aunque existen modelos de explotación públicos, mixtos o privado (sólo en Madrid), Sánchez ha indicado que deben estar 'regulados' y garantizar un precio máximo que esté avalado por fundamentos económicos.