El padre de Simoncelli pide un minuto de jaleo por su hijo en el GP de Valencia:

Agencia EFE30 oct 2011
El padre del recientemente fallecido motociclista italiano Marco Simoncelli pidió hoy que en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana que se disputará el próximo 6 de noviembre, en vez de guardar el habitual minuto de silencio, se lleve a cabo un "minuto de jaleo" en honor a su hijo.

Durante una intervención en un programa de televisión en Italia, Paolo Simoncelli, padre del corredor fallecido por una caída durante el Gran Premio de Malasia hace una semana, afirmó que a veces piensa que su hijo ha sido "un ángel".

"En lugar de un minuto de silencio, en el GP de Valencia del próximo domingo querría que se hiciera un minuto de jaleo con todas las motos de MotoGP, de Moto2 y de 125CC encendidas, que rujan a la vez sus motores", comentó Paolo Simoncelli.

"Ha venido gente de toda Italia y del extranjero para despedir a Marco. Lloran y soy yo quien les tiene que consolar. A veces pienso que Marco ha sido un ángel. Este calor me hace sentir mejor y nos está ayudando mucho también a nosotros. Creo que la clave de todo este afecto es su sonrisa", agregó.

Paolo Simoncelli recordó cómo tras el funeral oficiado el pasado jueves en la iglesia de Santa María de la Asunción de Coriano, en la costa adriática italiana, salió a la calle y se sentó en el suelo junto al féretro y varios amigos de su hijo.

"No sé por qué me senté junto al féretro. Me entraron ganas de sentarme allí", dijo el padre del piloto, quien indicó que "sería un regalo inmenso" que se dedicara a Marco Simoncelli el circuito de Misano (este de Italia).

"A él ese circuito le gustaba menos que otros, pero sería un regalo maravilloso si lo hicieran y yo estaría dispuesto a hacer un museo de Marco con su ropa y sus cosas, para que los aficionados puedan rendirle homenaje", comentó.